Soiza Reilly, el abuelito de la crónica

Lo que sigue es un fragmento del prólogo escrito por Vanina Escales a la antología de Juan José de Soiza Reilly, Crónicas del Centenario, editado en la colección Los Raros de la Biblioteca Nacional.

Periodista y escritor es lo que dicen las biografías de enciclopedia y lo que atestiguan las novelas, cuentos, obras teatrales y crónicas periodísticas que llevan la firma del rioplatense Soiza Reilly –1879 y 1959–, volcadas en más de cuarenta volúmenes. Él se define como literato, poeta y aventurero. Festeja la intrepidez de su temperamento que le permite ingresar en zonas para otros ocluidas y relevar un detalle que funciona como metonimia de talentos consagrados. Cuando los hombres célebres no le abrieron sus puertas, entró por la ventana. Él es el que ve para contar, con ojos cansados y enrojecidos, la conversión de Esthercita en Milonguita, la del poeta bohemio en anónimo paciente de hospital, la del muchachito rico en patotero, la de la niña bien en timbera. En este recorrido, las diferencias de clase se entrecruzan, coinciden y se confunden en una Buenos Aires donde la fragilidad de la vida puede volverse caída y donde el delito hermana democráticamente.
Su público fue extenso, era un ineludible de la época. Desde los nuevos lectores vinculados a la industria cultural naciente –y que pudieron encontrarlo en Caras y Caretas, P.B.T., La Nación, Fray Mocho, Revista Popular– hasta la reducida elite culta, aunque esta última lo hiciera para criticarlo. Según Borges, escribía “ñoñerías” y un poemita martinfierrista; además de decir que lo suyo es “diarrea literaria” y desear que su epitafio sea “L.P.Q.L.P.” (“la puta que lo parió”). Falto de elegancia pero sin eco, porque si el destinatario del insulto se sintió ofendido, no acusó recibo. También hay que notar que, en una contienda, erigir al oponente supone encontrar a alguien a la medida del disputante; para decirlo de modo más obvio, los martinfierristas no podían elegir para el sopapo a alguien mediocre porque se peleaba por su lugar. Más de un escritor recibió por anticipado la inscripción de su lápida en el cementerio humorístico: Lugones, el más laureado, Soiza Reilly, el más popular. De esto puede deducirse que los martinfierristas querían sepultar y no convivir; y que la imposición de un nuevo movimiento estético necesitó declaraciones altisonantes acompañadas del infaltable manifiesto cardinal. Tal vez nuestro autor pensara de los jóvenes ironistas lo mismo que Martínez Estrada, que “no pasaron de ser muchachos descontentos con los padres de los que querían emanciparse sin saber para qué. (…) Y si escribiera una historia de la literatura argentina no los mencionaría siquiera, a no ser como un trastorno infantil, digamos el sarampión o la viruela boba” (1).

En 1910 tiene 30 años y su postura –o impostura– es la de un hombre de vida intensa, pero cansado y desencantado. A esa edad escribe en Cerebros de París (2) una autobiografía breve. “Mis libros, mis viajes y mi amistad con algunos hombres célebres de Europa, dieron a mi nombre un prestigio sonoro. Fue entonces y por eso por lo que me llamaron imbécil, tonto, cretino, loco, embustero, hipertrofiado, insolente, pedante, calumniador, anarquista, católico, sauce llorón, oriental, bohemio, brasileño, zopenco y otros adjetivos igualmente agradables.” Como sabemos, Soiza Reilly no trabajaba –esto es, no escribía– gratis. Y en esta época de la que hablamos la profesionalización del escritor que crece a paso firme es al menos, sospechosa por no decir desprestigiada frente a un medio donde el escritor que pretendía dedicarse a su arte debía ser hacendado. Ese escritor es doblemente dueño, de su renta y de la literatura. Pero en este punto es necesario poner a funcionar otra lógica que la del dinero. Por primera vez se está en un momento de la historia de la escritura en que se disputa el derecho a decir a una generación poseedora. La palabra clave acá es disputa: del decir y del saber de los “ilustres monseñores del abecedario”. Y de un decir que no estaba dicho; no en vano, Soiza Reilly fue un verdadero best-seller. La resolución de estas tensiones entre mercado, creación y arte se encuentra en la crónica como género nuevo y moderno, ligado al surgimiento de los medios masivos, pero sin renunciar por eso al estilo. Si sobrevive es por su valor textual.

Treinta años después de esa queja de juventud vuelve a escribir sobre el medio literario con un humor más sarcástico y poco sutil en el prólogo de Apóstoles, canallas y vividores de la vida pública argentina, de Omar Viñole (3). “Ambiente de escritores pequeños, cobardes, invertidos. Fabricantes clandestinos de soda que escriben con miedo a pensar. (…) El secreto de esa cobardía está en el deseo angustioso de ocupar posiciones burocráticas, sociales o políticas. Tienen el talento del buzón postal. Viven del pensamiento ajeno.” Todo el prólogo es el desarrollo de esa misma amargura. Además de decir que la Academia de Letras es un “Museo Grevin” (4), que los escritores se acurrucan “bajo las tetas de la literatura oficialista” y que son “falsos payadores de la pulpería”, agrega que “estos escritores lanzan al aire sus libros como tiros al blanco: para obtener un premio municipal o nacional, o los dos juntos a la vez. Si no dan en la ‘mosca’, se ponen, de antemano, en connivencia con los encargados de levantar la banderita”. El prólogo cierra con una frase muy única: “Hermano Omar Viñole: Hombres de talento como el tuyo, vamos quedando pocos”.

Lo único que no puede faltarle a los periodistas es credibilidad. Sobre todo cuando se escribe desde una subjetividad marcada que insiste en decir “yo vi”. Así, en la Semana Trágica lo encontramos condenando a la antisemita Liga Patriótica de este modo, “vi ancianos cuyas barbas fueron arrancadas” o “he visto obreros judíos con ambas piernas rotas en astillas, rotas a patadas contra el cordón. Y todo esto hecho por pistoleros llevando la bandera argentina” (5). Hay un elemento importante dentro del periodismo que se parece mucho a las claves en las que leemos las autobiografías: quien escribe no nos va a engañar. Es un pacto tácito entre autor y lector, nos dice la verdad y vamos a creerle. En este sentido, una pregunta insiste entre los interesados en Soiza Reilly ya sea como maestro inigualable de la crónica o como escritor popular y querido. La pregunta es por qué se lo olvidó. Ciertamente el olvido es una operación compleja, sostenida, silenciosa y selectiva. Es cierto que Soiza Reilly no entra en el canon oficial de la literatura nacional, pero es tan cierto que la crítica literaria lo omitió (6) como que sus lectores lo abandonaron (o él los abandonó en la década de 1930 para tener oyentes radiales). Hasta hace relativamente poco tiempo se seguían saldando los últimos ejemplares de una edición de Pecadoras de 1974 (7) incluida en una colección llamada significativamente “Cuadernos de la Nostagia”. Hipótesis sobre su olvido hay varias. Una: la estrategia de lectura que se hizo históricamente de los modernistas. Como señala Susana Rotker (8) se escindió para las lecturas de estos autores lo literario o poético (instancias de la creación del arte), de las escrituras destinadas a la prensa (instancia de producción con fines comerciales) sin ver allí una continuidad y manteniendo un estereotipo de “literaturas puras” y géneros literarios.

Soiza Reilly es un talentoso de la crónica y un gimnasta del estilo que logra plasmar movimiento, ritmo, simbologías, voces, contrapuntos y pensamiento, sin perder las coordenadas infaltables de referencialidad y actualidad. Es por esto que aún hoy pueden seguir leyéndose esos artículos independientemente de los hechos a los que surgieron atados demostrando, al mismo tiempo, que no hay temas menores sino formas de contarlos. Es en la auto referencia, en la construcción de un yo testigo portador de nombre, familia y profesión, donde ese mundo asombroso que relata Soiza Reilly se transforma en la verdad del mundo. Sólo lo vivido aparece como seguro y los recorridos de nuestro autor se hacen de la redacción a la calle, de la oficina a Europa, de la guerra a las veladas, para terminar siempre en la soledad de su escritorio con su máquina de escribir.

La crónica nace marginal –nunca la encontramos en las tapas de los diarios sino en los márgenes, en las secciones que no se consideran vitales– pero es la única dentro del cúmulo de noticias que tiene destino de lectura futura. Arqueología del presente y no ficción, esto lo hizo Soiza Reilly probablemente de manera intuitiva o tal vez porque tenía mirada crónica y fuera sólo un intermediario de la forma. Según Alejandro Andrade Coello (9), Soiza “procura demostrar que las noticias deben tener algo de novelesco”. Definición precisa del estilo que ganó lugar en los diarios norteamericanos en la década de 1960.
En el prólogo de Cerebros de París se deshilvana lo que podríamos llamar “metodología Soiza Reilly de trabajo”. Lo hace el, por entonces, famoso crítico Zeda (10) en estos términos:
“Soiza Reilly compone primero el cuadro que ha de servir de fondo a la persona retratada: el lugar donde vive, los objetos que la rodean, las personas que la acompañan, el medio, en una palabra, que explica muchas veces más que la fisonomía, carácter, gestos, costumbres, méritos y debilidades. Gracias a esta hábil manera de entender las semblanzas, el lector de las trazadas por Soiza Reilly se forma cabal idea, no sólo de los hombres que son objeto de ellas, sino de los diversos ‘mundos’ y ambientes en que esos hombres viven. No sólo son retratos, sino más bien cuadros de diversos aspectos de la sociedad presente.
“El estilo de Soiza Reilly tiene la flexible ligereza y la amenidad del buen cronista periodístico. Es nervioso y cortado. Salta con pasmosa agilidad de unas ideas a otras; pasa sin transición del entusiasmo a la burla; es grave, es patético, es irónico…
“Aunque él no quiere ser discípulo de nadie y desea caminar sin bastón, ni guía, ni profesor, bien se echa de ver que sigue las huellas de los franceses, maestros, en verdad, del poderoso género literario que llamamos ‘crónica’.”

Y si la bohemia porteña tenía la calle y la noche, también encontramos algunas direcciones fijas. El café, hoy, ya no tiene aquella centralidad. La noche, tampoco. Aue’s Keller, Los Inmortales, La Brasileña, Cervecería de Luzio, La Helvética, El Nacional, Cervecería Monti, Royal Keller, Seminario y Richmond. Cafés que se habitan y donde para cada estética hay una política y para estas dos, un anfitrión. El urbanita toma notas y relata. Soiza Reilly no está solo; como ya dijimos, formó parte de los numerosos escritores y entusiastas que se sumaron a los proyectos editoriales de diarios y revistas de esas primeras décadas del 1900. La mayoría quedó sombreada, sin embargo, por las fauces de la bohemia. Mala vida, ilusiones y diversión; profesionalización y disputa; heterogeneidad y excentricismo; Nietzsche como obligación lectora; ajenjo como contraseña etílica. Soiza coquetea con la bohemia, se asoma, gasta algunas noches, bebe, brinda, tal vez admira, pero vuelve a su casa. Como Ingenieros, intrusa de a ratos. Como Ingenieros, su acercamiento no es ingenuo, en la nocturnidad con destino de hospital brota material para el linotipista.

Esta antología toma artículos de los siguientes libros de Soiza Reilly: Cerebros de París, El alma de los perros, Crónicas de amor, de belleza y de sangre, Confesiones literarias, Criminales (almas sucias de mujeres y hombres limpios), El cansancio de Claudio de Alas, Mujeres de América, No leas este libro… (El amor, las mujeres y otros venenos), Pecadoras, Amores de artistas y almas de mujeres, Las timberas. Bajos-fondos de la aristocracia.

(1) Entrevista de Emmanuel Carballo a Ezequiel Martínez Estrada. En: Revista La Gaceta nº 124, México, Editorial Fondo de Cultura Económica, diciembre de 1964.
(2) Soiza Reilly, Juan José: Cerebros de París, Valencia, F. Sempere y Compañía Editores, 1910.
(3) Viñole, Omar: Apóstoles, canallas y vividores de la vida pública argentina, Buenos Aires, Editorial Tanke, 1939.
(4) Museo de cera de París.
(5) En: Revista Popular Nº 45, 3 de febrero de 1919.
(6) Con excepción de los trabajos recientes de Josefina Ludmer (El cuerpo del delito, Perfil Libros, 1999), de la Revista 3 Galgos en su Nº 4 (Número especial Soiza Reilly, 2003) y de María Gabriela Mizraje (que elabora la edición crítica de Soiza Reilly, La ciudad de los locos, Adriana Hidalgo, 2006).
(7) Soiza Reilly, Juan José: Pecadoras, Buenos Aires, Ediciones De la Flor, Colección “Cuadernos de la Nostalgia”, 1974.
(8) Rotker, Susana: La invención de la crónica, México, FCE y Fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano, 2005.
(9) Andrade Coello, Alejandro: “Apuntes biográficos de Juan José de Soiza Reilly”. En: Soiza Reilly, Juan José: La escuela de los pillos, Buenos Aires, Vicente Matera, 1920.
(10) Pseudónimo de Francisco Fernández Villegas, doctor en filosofía y letras dedicado al periodismo, la crítica y la dramaturgia.

Bonus track: dos crónicas de la I Guerra Mundial de Soiza Reilly, publicadas en Fray Mocho.
Cómo se divierten los ingleses
La estrategia de los ratones

Anuncios

51 comentarios to “Soiza Reilly, el abuelito de la crónica”

  1. JUAN JOSE SOIZA REILLY Says:

    Soy el nieto mayor de Soiza Reilly. MUCHAS GRACIAS POR EL RECUERDO.

    • ELIDA Says:

      HOLA….
      JUAN JOSÉ S. REILLY, SOLO TUVO UNA HIJA…(SOBRENOMBRE: POROTA)
      Y ELLA UN HIJO…(HORACIO)Q MURIÓ HACE MAS DE 20 AÑOS EN EEUU….
      ENTONCES…VOS SERÁS EL BISNIETO?….
      TAMBIÉN TUVO UNO SOLO….
      O QUIEN SOS???
      YO SOY UNA SOBRINA NIETA…
      SU ESPOSA EMMA…. ERA HERMANA DE MI ABUELA…DORA GONZALEZ LOBATO…
      YO LO CONOCÍ A ÉL… A SU ESPOSA, A SU HIJA..Y A SU NIETO…..POR ESO T PREGUNTO CUAL NIETO SOS VOS?¿

      • juan manuel brown Says:

        HOLA ELIDA.NO SABIA QUE EMMA MARTINEZ LOBATO ERA HERMANA DE TU ABUELA. YO CONOCI A UNA DORA EN CASA DE NENINA ACEVEDO.ME INTERESA MUCHO SABER SI TIENES DATOS PERO DE LOS LOBATO.YO ESTOY EMPARENTADO CON LOS MARTINEZ. SI SABES ALGO DE ESA PARTE DE LA FAMILIA POR FAVOR PONTE EN CONTACTO CONMIGO .VIVO EN MEXICO PERO MI FAMILIA ES DE ARGENTINA. SLDOS
        btnmanager@yahoo.com .
        Gracias Juan Manuel

  2. Helvia María Cesario Says:

    Soy tataranieta del introductor de la esgrima en Argentina y mi familia conservó durante años un “Caras y Caretas” de 1932, donde un cronista llamado Juan José Soiza Reilly escribió un artículo que tituló “Cien años de esgrima en la República Argentina: A través de los maestros y de los alumnos”.
    El artículo comienza con un texto titulado “El fundador de la esgrima en Buenos Aires” y una foto de mi tatarabuelo: Andrés Facundo Cesario.
    La forma particular del relato me llevo a investigar cual era el perfil del escritor del artículo a quien me hubiera gustado poder preguntarle ¿de dónde sacó la información que despliega en la nota? pues entre los relatos orales familiares se ha perdido la precisión y nos gustaría a sus descendientes conocer mas sobre nuestro ilustre antepasado.
    Si Ud. tuviera alguna referencia de cómo investigaba él al personaje con el que iba a elaborar sus crónicas le agradecería nos informe.
    Nosotros desde ya guardamos una especial gratitud hacia su abuelo por honrar con su crónica la memoria del nuestro .
    Muchas Gracias!.

    • stella semino de Prieto Says:

      Elvia Maria, Mi suegra ya fallecida, Zulema Salvadora Carracedo Bosch, tambien tatara nieta de Andres Cesario. Segun lo que me conto mi suegra el articulo fue publicado con la ayuda de un tio de ella de apellido Bosch quien trabajaba como fotografo en la revista.

      Un saludos cordial,
      Stella Semino

  3. blogcronico Says:

    ver “Arriba los corazones”, nota en Página/12 del 24/02/10
    http://www.pagina12.com.ar/diario/verano12/index.html
    o en Correlatividades de este mismo blog

  4. cronistas Says:

    http://www.pagina12.com.ar/diario/verano12/23-140919-2010-02-24.html

    cambiaron el link!

  5. Isis Says:

    Estimado: mi nombre es Isis Riveros y desearia contactarme con vos via mail si es posible! Tengo un proyecto a nivel trascendental de JJSR muy interesante! Saludos! y ” Arriba los corazones!!!!”

    • blogcronico Says:

      Hola Isis, envianos tu dirección de mail y alguna descripción de tu proyecto: se lo haré llegar a Vanina que fue quien estuvo trabajando sobre Soiza Reilly, por su libro… pero qué es (o por qué) “a nivel trascendental”?

      Saludos
      Os.

  6. Elsa Alicia Sànchez Reilly Says:

    Señora Elida:
    Yo soy sobrina nieta de Juan Josè de Soiza Reilly y querìa aclararte que èl tuvo dos hijos, una nujer Emma (ya fallecida) y un varòn, Rubèn Darìo ( tambièn fallecido), padre de cuatro hijos, uno de los cuales escribe la nota de agradecimiento que se encuentra màs arriba.
    Te saluda. Elsa Sànchez Reilly de Montegani

  7. monica cheuquel Says:

    Hola a todos los descendientes de Juan Jose de Soiza Reilly, necesito su ayuda para poder armar mi arbol genealogico. Segun mi abuela Juan Jose de Soiza Reilly era su primo, no se si primo hermano o segundo y si es cierto.Lo unico que se es que mi tatarabuela era Rosa Soisa, eran tres hermanos que vinieron de Gibraltar,uno se quedo en Argentina el otro se fue a Uruguay y creo que otro a Brasil se que mis tatara abuelos eran Manuel (Soisa, De Soisa o De Soiza )y Gertrudis Martinez de (Gibraltar).Localice el nombre de un hermano de mi tatarabuela era Juan Soiza(NACIO EN EN 1835 EN GIBRALTAR) tuvo 8 hijos de los cuales localice el nombre de 4 de ellos. uno Juan Soisa o de Soiza. Maria De Soisa que se caso con un Sr Donaire, bueno si me pueden enviar informacion les estare eternamente agradecidos.

  8. monica cheuquel Says:

    AH Mi mail es mosuche@hotmail .com (MONICA S Cheuquel)

  9. Elsa Sánchez Reilly Says:

    Hola Mónica:
    Yo soy sobrina nieta de Juan José de Soiza Reilly. me gustaría saber el nombre completo de tu abuela para ver si existe algun parentezco. Los Soiza de mi familia vinieron de Brasil, es poco lo que te puedo decir. Voy a consultarlo con mi madre, Elsa Reilly Soiza, en este momento es la única que puede aportar algún dato. En cuanto tenga novedades te comunico. Saludos. Elsa

  10. SOIZA REILLY,JUAN JOSE Says:

    HOLA PARIENTES Y AMIGOS MI NOMBRE ES JUAN JOSE SOIZA REILLY,SOY HIJO DE RUBEN DARIO SOIZA REILLY, CASADO CON FEDORA J.VACCAREZZA DE SOIZA REILLY,YO MAYOR DE CUATRO HERMANOS,JUAN JOSE,MIGUEL ANGEL,RUBEN DARIO Y MARIA CRISTINA,MI ABUELO PATERNO ERA JUAN JOSE Y EMA MARTINEZ LOBATO DE SOIZA REILLY, ESTADO DE ESTA PARTE DE LA FAMILIA JUAN JOSE (nieto)tres HIJOS MARIA DE LAS VICTORIAS SOIZA REILLY DE CRUSIANI,MARIA DE LAS MERCEDES SOIZA REILLY DE YACHESEN Y JUAN JOSE SOIZA REILLY LOS TRES ABOGADOS YO EX PERIODISTA DEL DIARIO LA RAZON,LA NACION,PRESIDENCIA DE LA NACION….. SI ANTES ESTABAN PERDIDOS DESPUES DE ESTO…MUCHO MAS.CELURAR ES 54 11-15-40285313 SALUDOS

    • Juan Manuel Brown Says:

      Entonces que seremos tu y yo???jejeje.porque Emma Martínez era sobrina de mi abuela María Martínez .Su padre se llamaba Ángel Martínez casado con Corina Lobato.

      • JENNY Says:

        HOLA MI NOMBRE ES JENNY SOTELO SOIZA Y VIVO EN URUGUAY SE QUE SOMOS PARIENTES MI ABUELO SE LLAMABA JUAN SOIZA ES UNA RAMA DE LOS SOIZA QUE SE FUE DE PORTUGAL BRASIL Y DE AHI A URUGUAY Y OTRA PARTE A ARGENTINA ESO ES LO QUE SE DE LA HISTORIA SALUDOS PARIENTES!!!!!!

      • elsa alicia sanchez de montegani Says:

        Si tenés el árbol genealógico de los Soiza ( la rama de tu familia). enviamelo a emontegani@yahoo.com.ar. Así veo que puntos de contacto tengo. Mi mamá es Elsa Reilly Soiza y mi bisabuelo era Juan José Soiza. Saludos.Elsa

      • JENNY Says:

        el arbol genealogico no lo pude todavia completar si se que el apellido original es de souza y que en america se modifico a soiza mi abuelo se llamaba juan doroteo soiza ferreira y mi bis abuelo era nicolas soiza y el era jollero y platero todavia en uruguay hay piezas antiguas selladas con el apellido voy a averiguar con mi madre la parte argentina que se que tengo parientes que incluso han venido a visitarnos a donde yo vivo que es MINAS departamento de LAVALLEJA tambien tengo fotos de 1900 todos los soiza de mi familia son rubios de ojos claros y muy altos facil de identificar si se mas datos estamos en contacto gracias

      • Elsa Alicia Sánchez Reilly Says:

        Me interesaria saber si tu abuelo tuvo hermanos y si es asi sus nombres. estoy convencida que tenemos parentezco porque también la familia de mi bisabuelo Juan José Soiza también se trasladaron de Portugal a Brasil, de allí a Uruguay y luego algunos a la Argentina. Saludos.

      • JENNY Says:

        si querida somos parientes te paso todos los nombres mi tatara abuelo era FABIO SOIZA casada con PAULA BALMACEDA mi bis abuelo era NICOLAS SOIZA casado con JUANA FERREIRA Y mi bisabuelo tenia 2 hermanos IRENE SOIZA RELLY y JUAN JOSE SOIZA RELLY IRENE creo que es viva y vive en BUENOS AIRES y mi abuelo se llamaba JUAN SOIZA tenia un monton de hermanos NICOLAS,MARTINIANO,ELVIO,FABIO,OSCAR,LUIS,BLANCA,LILA,IRMA,y ARTURO yo no vivo en Montevideo nosotros vivimos en MINAS LAVALLEJA mi mama tiene contacto con IRENE tu recuerdame el parentezco porque me perdi besoooooo

  11. SOIZA REILLY,JUAN JOSE Says:

    Estimada ELIDA JUAN JOSE TUVO DOS HIJOS ,RUBEN DARIO Y EMA (Porota) SU HIJO MURIO EN EE.UU,RUBEN EL HERMANO TUBO CUATRO HIJOS JUAN JOSE ,MIGUEL ANGEL,RUBEN DARIO,MARIA CRISTINA.ESTA NOTA LA VI HOY,PERDONA QUE NO TE CONTESTE ANTES……….BESOS JUANJO

  12. Juan José Soiza Reilly Says:

    Hola familiares y amigos:
    Yo me llamo Juan José Soiza Reilly hijo de Rubén Darío hermano de Emma Soiza Reilly de Pardo (Porota) ambos hijos del periodista y escritor.Mi padre casado en segunda nupcias con Fedora J Vaccarezza de Soiza Reilly que tuvieron a Juan José, Miguel Angel, Rubén Darío y Maria Cristina.
    Por mi parte tengo tres hijos María de las Victorias, María de las Mercedes y Juan José Jr.
    Saludos. Mi celular es 54 1140285313

  13. juan manuel brown Says:

    Mi parentesco es por el lado de Martinez .El padre de Emma la mujer de Soiza Reilly era Angel Martinez hermano de mi abuela
    Sldos Juan M Brown
    btnmanager@yahoo.com

  14. Héctor Daniel De Arriba Says:

    Hola: quisera saber de J.J.de Soiza Reilly escribía la para Revista El Hogar con el seudónimo de ATALIVA RUIZ PALAZUELOS
    Desde ya muchas gracias.
    Héctor Daniel
    Prof.en historia

  15. Margarita Says:

    Hola a todos los parientes de Juan José de Soiza Reilly. Vivo en una casa en San Antonio de Padua, Partido de Merlo, Provincia de Buenos Aires, Argentina.
    Según me han comentado, aquí vivió hace muchos años el escritor, con su esposa.
    ¿Alguien sabe si esto es cierto?
    Desde ya muchas gracias

    • Elsa A Sánchez Reilly Says:

      No se cual es tu casa pero mi tio abuelo Juan José de Soiza Reilly tenía una en San Antonio de Padua, así que es probable que sea la tuya. Saludos. Elsa

      • Héctor Daniel De Arriba Says:

        desearía saber si JJSR escribía ebn Caras y Caretas bajo el seudónimo de ATALIVA RUIZ PALAZUELOS,
        Desde ya muchas gracias por la respuesta.
        Prof. Héctor Daniel

    • Salvador F. Alfieri Says:

      Para Margarita que posteó el 30/03/2011 a las 04:38 hs.: Yo vivo actualmente en San Antonio de Padua Sur, y por aquella época vivía en Ituzaingó Norte, a unas 8 cuadras del lugar que te voy a mencionar.
      La casa de Don Juan José de Soiza Reilly no era una casa, sino una quinta de alrededor de un cuarto de manzana y aún se conserva en esa forma, sin dividir. Está ubicada a 2 cuadras largas de la estación, en la esquina Noroeste de Godoy Cruz y Acevedo, esta última es el límite entre San Antonio de Padua e Ituzaingó.
      Cuando yo era un niño, esta propiedad era conocida por todos como “La quinta de Soyza Reilly”, ya que en ella vivía el escritor y periodista desde hacía muchos años.
      Una vez, para una fecha patria, vino a dar una charla a mi escuela, que se encontraba a dos cuadras sobre la calle Venezuela (continuación de Godoy Cruz en Ituzaingó), ya que era amigo del padre de las fundadoras y propietarias de la escuela, las hermanas Beba y Marta Spadaro. ¿Es allí donde vos vivís?
      Si querés comunicarte conmigo hacélo a mi casilla, ya que no visito asiduamente el blog; lo estoy haciendo en forma circunstancial. Es labalaveloz@yahoo.com.ar
      Saludos.
      Salvador Alfieri.

  16. Margarita Says:

    Hola Elsa, muchas gracias por tu respuesta, hace 20 años que vivo en esta casa de Padua, está a 2 cuadras de la Estación del Ferrocarril. Al poco tiempo de llegar, un jardinero de la quinta vecina, que era portugués y muy mayor, me dijo que aquí había vivido Juan José de Soiza Reilly, con su esposa y que después que ella falleció, ya no fue el mismo de siempre.
    No sabés lo contenta que estoy, con tu mensaje, hoy mismo se lo cuento a mis hijos. Siempre nos gusta “fantasear” pensando que en el verano Soiza Reilly, caminaba por el jardín, y veía los mismos árboles, que hoy vemos y que en invierno se quedaba contemplando la chimenea, y tal vez pensando en lo que escribiría….
    Si tenés mas datos, con gusto los esperamos ansiosos.
    Nuevamente gracias.

  17. elsa Says:

    Evidentemente es la misma casa ya que mi madre, que cuenta con 89 años y es la única persona de la familia a la que puede consultarle sobre el pasado de los Soiza Reilly, me dijo que la casa estaba cerca de la estación. Ellos vivieron un tiempo allí e incluso yo los visité y tengo un recuerdo vago de la casa sobre todo del jardín. Entre las fotos que tiene mi madre hay una en la que Emma y Juan José están sentados en el parque de la casa. Con respecto a lo que dice el jardinero es así, Juan José no fue el mismo desde el momento en que perdió a su mujer, eran un matrimonio muy unido. Y si bien siempre mantuvo esa chispa que lo caracterizaba se lo veia triste y apagado en las visitas que les hacía a mi abuela y a mi tia, sus hermanas, en el campo de Llavallol. Yo era una niña y me encantaba escribir pequeñas obras de teatro y tenía el tupé de pedirle que las leyera y opinara, por supuesto siempre me las alababa y yo creia que era una virtuosa de la pluma. Bueno Margarita si me entero de algo más te lo cuento. Un abrazo. Elsa Sánchez Reilly

    • Héctor Daniel De Arriba Says:

      desearía saber si JJSR escribía en Caras y Caretas bajo el seudónimo de ATALIVA RUIZ PALAZUELOS,
      Desde ya muchas gracias por la respuesta.
      Prof. Héctor Danie

  18. elsa Says:

    Daniel: No te puedo contestar en forma negativa o positiva porque no tengo a quien preguntárselo. Mi madre de 89 años es la única persona mayor que queda de la familia y ella tampoco lo sabe. Voy a tratar de investigar un poco más. Te saluda. Elsa Sánchez Reilly

    • Héctor Daniel De Arriba Says:

      oka,espero la respuesta.Estoy haciendo un trabajo de investigación sobre Camila O’Gorman y encontré en la Revista Caras y Caretas de 1932 un artículo sobre romances argentinos escrito por JJSR (allí menciona al hisotriador Atavila Ruiz Palacios) y en la revista El Hogar de 1926 aparece un artículo de Ataliva Ruiz Palacios. Buscando quiéN era A.R.Palacios encontré en internet que es un seudónimo que usaba JJSR.
      Entonces desearía confirmar el dato.
      Muchas gracias por la atenciòn dedicada a estas líneas.
      Héctor Daniel

  19. Margarita Says:

    Hola Elsa muchas gracias, por tu respuesta. Estos nuevos datos son geniales!. Me encantaría ver esa foto.
    Acá nos quedamos, velando por su recuerdo y ahora con la certeza de compartir espacios aunque sea en diferentes tiempos….
    Nuevamente gracias por la amabilidad y generosidad al compartir estos datos.
    Un gran abrazo.
    Margarita y familia.

  20. elsa Says:

    Tengo una foto que creo que es del jardin de la casa. si me envias tu mail te la mando. Saludos. Elsa

  21. Héctor Daniel De Arriba Says:

    Hola a todos: le comento que el sábado 25 de junio a als 17 doy una disertación con power point en el primer piso de la Biblioteca Nacional(Auditorio Jorge Luis Borges) sobre Camila O’Gorman y Uladislao Gutiérrez. Me gustaría que puedan asistir ya que en esta investigación, iniciada hace un año ,una de las fuentes fue el Sr.J.J.de Soiza Reilly.
    Cualquier duda les dejo mi correo y mi página.
    Saludos a todos los parientes del gran investigador.
    Profesor Héctor Daniel.

  22. Juan Jose Soiza reilly Says:

    QUERIDA PRIMA…………………………………………… ME PODES MANDAR TU CELULAR GRACIAS

  23. Margarita Says:

    Hola Elsa, el mail es mariamargaritabun@gmail.com
    Esperamos tu gentil envío.
    Saludos. Margarita

  24. jose maria escudero Says:

    Hola amigos. Resido desde hace veinte años en España.Soy nacido en Merlo. Siempre di por cierta una información familiar sobre la propiedad de Don Juan José de Soiza Reilly del chalet ubicado frente a la barrera del ex-ferrocarril Sarmiento y la av. 25 de Mayo, luego transformado en hotel alojamiento con el nombre de “El Torreón”, debido a ese detalle arquitectónico que siempre tuvo. También allí vivió un hijo, recuerdo su imagen, rubio, de fuerte contectura y que creo actuó como funcionario en la Municipalidad de Merlo. A la fecha tendrá 78 años aproximadamente. Un cordial saludo.
    Pepe Escudero
    pepeescudero42@hotmail.com

    • Elsa Sáncez Reilly de Montegani Says:

      Estimado José:La casa a la que te referís no perteneció a Juan José de Soiza Reilly sino a un primo llanado Luis Alberto Reilly, también periodista, escribió para Patoruzú, Rico Tipo etc, se lo conocia con el seudónimo de Billy Kerosene. Su único hijo Jorge, que nombrás falleció hace muchos años. Yo soy sobrina nieta de Luis Alberto, era hermano de mi abuelo.
      Te agradezco el recuerdo. Todos personajes muy importantes en otra época y que fueron dejados en el olvido.
      Saludos. Elsa Sánchez Reill
      y de Montegani

      • jose maria escudero Says:

        Estimada Elsa: En efecto, la mención de Billy Kerosene revolvió mis neuronas. El chalet a que hago mención era de él. Jorge, a quién conocíamos como “el gordo” tendría ahora unos setenta y seis años mas o menos. Vecinos que pasaron por nuestra propias vidas y que transcurrido el tiempo afloran en la memoria y seguramente agradecerán nuestro recuerdo, allí donde estén.
        Un afectuoso saludo.
        Pepe Escudero.

  25. Fernando Says:

    Estimado Juan José:
    Por casualidad me encontré con tu blog y vi la posibilidad de volver a reunirme con un querido amigo de nuestros años mozos. Tu hermano, Miguel Angel. Fuimos bastante compinches y conservo muy gratos recuerdos de nuestras andanzas. Fui testigo de su boda (era la primera -lo aclaro por si hubo otras). Incluso me he cruzado contigo en alguna oportunidad en vuestro departamento de la calle Curapaligüe.
    Como suele suceder, la vida nos separó sin motivo aparente. Mucho te agradecería que le acerques mi dirección de e-mail a Miguel Angel así se comunica conmigo, Sería una gran alegría volver a juntarme con él. Un abrazo y muchas gracias.
    FERNANDO JUAN JOSE COGHLAN
    elcoghlan@hotmail.com

  26. antonio Says:

    Conocí a Don Soiza Reilly, ya muy viejito. Eramos vecinos en San Antonio de Padua, entonces un pueblito de casas de fin de semana ubicado al oeste del Gran Buenos Aires. Recuerdo su quinta de la calle Acevedo, que separaba los partidos de Merlo y Morón. Las calles eran de tierra y cuando llovía eran verdaderos lodazales, sólo atravesados por carros. Lo ví alguna vez en el almacén de Mazzotta, un lugar ícono, en el que funcionaba el único teléfono de la zona. Era un tipazo muy querido y estoy seguro que disfrutaba vivamente de la tranquilidad reinante en aquellos ya lejanos años. Saludos cordiales.

    • Elsa A Sánchez Reilly Says:

      Muchas gracias Antonio por recordar a quien fuen como vos decis un “tipazo” Excelente profesional y maravillosa persona. Saludos. Elsa A Sánchez Reilly (sobrina nieta)

  27. juan manuel brown garcia celiz Says:

    Quisiera saber si hay alguien pariente de los Martinez Lobato osea por parte de Emma la mujer de JJSR

  28. emilia Says:

    siendo chica fui amiga de miguel soiza reilly, ahora sería un hombre de unos 60 años, es de tu familia? me gustaría saber que fue de él, vivíamos en caballito, él en los monoblock de avenida del trabajo (actual eva perón) gracias x contestarme!!!

  29. Jenny Sotelo Soiza Says:

    MI NOMBRE ES JENNY SOTELO SOIZA DE LA CIUDAD DE MINAS LAVALLEJA URUGUAY SE POR MI MAMA QUE EL ERA PRIMO DE MI ABUELO JUAN SOIZA Y QUE ORIGINARIAMENTE EL APELLIDO ERA DE SOUZA Y QUE MI TATARAABUELO SE LO CAMBIO ADEMAS TENGO MAS PARIENTES EN BUENOS AIRES ME GUSTARIA CONTACTARME CON USTEDES YO TAMBIEN ESCRIBO MI MAIL ES jennysote@hotmail.com NO TENGO FACEBOOK GRACIAS SALUDOS A TODOS

  30. Juan Manuel brown Says:

    Hola Elsa me gustaría tener alguna foto de Emma Martínez .Ella era sobrina de mi madre.
    Gracias sldos.Juan Manuel brown

    • Elsa sánchez Reilly Says:

      Hola Juan. Voy a ver si mamá tiene alguna foto. Si encuentro te la envio.Mandame tu mail. Saludos. Elsa

      • Juan Manuel Brown Says:

        Gracias Elsa! .browntravelnetmanager@gmail.com, o juanmbrown@browntravel.net .Incluso si Tu Madre viera alguna foto de Emma con familiares de Emma quizá yo pueda reconocer a algunas por otras fotos que tengo.En mi anterior me equivoque !! Te puse que era sobrina de mi madre! NOOO!! Emma Martínez era sobrina de mi abuela! María Martínez .El padre de ella se llamaba Ángel Martínez.Cuando el murió Su mujer Corina Lobato se volvió a casar con un González Vela y entonces Emma tuvo medios hermanos.Gracias de nuevo!!Sldos. Juan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: