Kapuscinski: todo es mentira en este mundo

Una biografía de Ryszard Kapuscinski recientemente publicada en Polonia y escrita por un “amigo” del aclamado cronista y reportero afirma que este inventó muchos acontecimientos que fueron presentados como verdaderos hechos, entre ellos el haber conocido al Che y a Lumumba. En Kapuscinski Non Fiction, Artur Domoslawski presenta evidencias de que coberturas como la del derrocamiento de Haile Selassie, así como el haber sido rescatado de la muerte en el Congo, fueron producto de la invención y la distorsión de los hechos, según la reseña del diario The Independent que hoy reproduce Página/12. La biografía, basada en el archivo privado de Kapuscinski y en entrevistas a personas que lo conocieron o que aparecen en sus textos, otorga al cuestionado autor el ambiguo privilegio de haber corrido “las fronteras del reportaje hasta las tierras de la literatura” y afirma que sus libros “no pertenecen al estante de la no-ficción”.
Entre los comentarios al artículo originalmente publicado en The Independent (que por suerte permite comentarios, al contrario de Página/12), traducimos dos que exponen argumentos a favor y en contra de Kapuscinski:

so what?
holgern wrote:
Tuesday, 2 March 2010 at 07:25 am (UTC)

Que Kapuscinski pudiera contar buenos cuentos me pareciò obvio desde la primera lectura de “La guerra del fùtbol” hace años. ¿Y qué? Todo aquel que lea su obra sòlo como un informe factual es un tonto. Lo mismo con los “reportajes” de Tom Wolfe, Norman Mailer o Hunter S. Thompson, que son enanos literarios comparados con Kapuscinski. O, en un discutible nivel de comparación, los textos de viaje de Naipaul. Personalmente considero que “El Shah” es el libro más logrado de Kapuscinski, y no sòlo por sus cualidades literarias sino como trabajo de sociología política o filosofía política, como la mejor reflexión sobre el proceso de revolución en el “tercer mundo”. Y quizá las ranas del invierno siberiano no retienen durante varias horas las formas de las personas que caminaron sobre ellas tal como Kapuscinski afirma en “Imperio”… pero qué imagen inolvidable.

Re: so what?
jah_jim wrote:
Tuesday, 2 March 2010 at 10:06 pm (UTC)

Lo de Hunter S. Thompson fue periodismo gonzo del mejor. Uno no espera que allì todo sea verdad. Kapuscinski intentó una y otra vez proponer sus mentiras como hechos, cuando con frecuencia no eran hechos . Esa es la respuesta al “qué” de tu pregunta “¿y qué?”. La intención de engañar fue su desliz. Permitir que otros crean en su ficción también. Él fue un anti-realista amargado que vivía más allá de la capacidad de reconocer la verdad, y al final terminó viviendo de su incapacidad de decir la verdad. Tuvo una vida triste. Que otros hayan creído en él es todavía más triste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: