Corresponsales flaneurs y cronistas gore

La nueva colección de crónicas de Eterna Cadencia irrumpe con Cosmópolis. Del flâneur al globe-trotter (textos de Roberto Arlt, Miguel Cané, Cabrera Infante, Paul Groussac, Eduarda y Lucio V. Mansilla, José Carlos Mariátegui, Pablo Neruda, Amado Nervo, Alfonso Reyes, Domingo F. Sarmiento y César Vallejo, entre otros, seleccionados y prologados por Beatriz Colombi), y con ¡Arriba las manos!: crónicas de crímenes, “filo misho” y otros cuentos del tío (textos de Cristian Alarcón, Rubén Darío, José Martí, Fray Mocho, Gutiérrez Nájera, Last Reason, Soiza Reilly, Charles de Soussens, entre otros, con selección y prólogo de Ariela Schnirmajer). Sobre Cosmópolis escribe María Moreno, la directora de la colección:

“La categoría de corresponsal ha servido tanto a futuros presidentes de la república como a médicos higienistas en ejercicio, a poetas modernos como a diletantes con ganas de darse dique de hombres de mundo. Subidos a un rickshaw, sentados en un camarote del Transiberiano, acodados en la cubierta de un transatlántico –no siempre en primera clase–, los corresponsales del siglo XIX y XX han tomado nota de todo lo que el cérebre Phileas Fogg, protagonista de La vuelta al mundo en ochenta días, pudo ver a vuelo de pájaro luego de hacer una apuesta alocada. En los periódicos, entre las noticias del día y las siempre taquilleras fotos periodísticas, a menudo bajo la forma de una carta que se encabezaba respetuosamente “Señor Director …”, las crónicas de viaje podían ofrecer al lector sedentario un cosmopolitismo capaz de entrar por los ojos. ¿Qué mostraban? Todo. Por abajo, el velorio de Isadora Duncan y los gatos del Foro Trajano; por arriba, la estatua de la Libertad y la pirámide de Keops, de través, los grandes rápidos del Niágara, y cara a cara, sombreros de copa, escaparates, monumentos…”

Y sobre ¡Arriba las manos! dice Moreno:
“Los autores que incluye esta antología no son los clásicos cronistas de policiales, sino –aunque jamás caigan en el amarillismo– los primeros escritores “gore” de Latinoamérica y el Caribe, comisarios que han leído a Poe y a Baudelaire y están fascinados por los gangsters de Hollywood, expertos en psicología criminal capaces de descodificar las sofisticaciones lingüísticas del caló y describir la ciencia y la técnica de la falsificación de billetes y el robo “profesional”.
¿Qué hace Amado Nervo, el romántico autor de La amada inmóvil, merodeando por la morgue judicial en busca de la víctima que le permita escribir una buena crónica? ¿Cuál es la hipótesis que Rubén Darío tiene sobre un crimen que conoce solo por los diarios? ¿No está José Martí un poco obnubilado por Jesse James? Es que el delito, ya sea para sus practicantes como para sus cronistas, no quita el estilo ni la pasión.”

Anuncios

Una respuesta to “Corresponsales flaneurs y cronistas gore”

  1. En el mercado de la experiencia « Blog crónico Says:

    […] en la entrevista que le hacen en el blog de Eterna Cadencia acerca del lanzamiento de la nueva colección de crónicas de esa misma editorial, con los títulos Arriba las manos y Cosmópolis, antologías a cargo de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: