En el mercado de la experiencia

“El auge de la crónica sería uno de los productos del mercado de la experiencia como la autobiografía, las memorias o las biografías no autorizadas” dice María Moreno en la entrevista que le hacen en el blog de Eterna Cadencia acerca del lanzamiento de la nueva colección de crónicas de esa misma editorial, con los títulos Arriba las manos y Cosmópolis, antologías a cargo de Ariela Schnirmajer y Beatriz Colombi respectivamente, entre otras reflexiones a destacar:

“A menudo textos considerados crónicas o no ficción son periodísticos en el sentido de que el lenguaje es un mero instrumento funcional a la información.

“La crónica que me interesa es la que, con la consolidación de los estados nacionales latinoamericanos y la modernización, prolifera en los periódicos durante los siglos XlX y XX, a manos de escritores como Amado Nervo, Rubén Darío o Cesar Vallejo.

“Julio Ramos ha situado a la crónica como el género que al convivir en los periódicos con los lenguajes contaminados de la información y la cultura de masas -por contrates con ellos-, favoreció la autonomía del escritor latinoamericano.

“La idea es que cada antología sea un poco de autor. En la selección, corte y edición, el antólogo puede hacer ya una operación literaria propia.

Se lee entera desde acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: