Publicar en Islandia

La nueva ley de medios propuesta por el gobierno islandés ofrece alojamiento en servidores de internet para todo texto o información que un periodista o ciudadano no pueda difundir en su país de residencia, además de blindaje para la confidencialidad de las fuentes, protección contra demandas por difamación y derecho a la ecuanimidad ante denunciantes corporativos.
Aunque algunos (como el Citizen Media Law Project) no comparten el optimismo oficialista -“según la ley internacional, la publicación tiene lugar donde se descarga (download) y no donde se sube (upload)”- se descuenta que, luego de su aprobación en el parlamento, en poco más de un año la ley estaría en vigencia y permitiría que un medio o periodista que tenga una información sensible, impublicable o que afecta intereses poderosos en su país pueda alojarla en un servidor islandés para circulación digital.
La llamada Iniciativa Islandesa para Medios Modernos (IIMM en español) tomaría lo mejor de la leyes de información de Suecia y Bélgica para proteger a las fuentes y sus comunicaciones con los medios, de las leyes de Noruega y Estonia para obligar a que se hagan públicos los documentos oficiales, de legislación federal de EE UU para proteger y premiar las filtraciones, de leyes estatales de Nueva York y Florida para rechazar demandas por difamaciones de países terceros, y de California para garantizar acceso ecuánime ante denunciantes con poder económico.
La idea comenzó a tomar forma cuando una orden judicial detuvo la emisión televisiva de un documento que alertaba sobre los riesgos del banco Kaupthing, en medio de la crisis financiera islandesa. El documento luego fue subido a la web y los iniciadores de Wikileaks, Julian Assange y Daniel Schmitt, llevaron el caso a la Icelandic Digital Freedom Society, donde varios diputados, escritores y periodistas se reunieron para redactar el proyecto que puede constituir a un país pequeño, democrático, con extenso dominio del inglés y acceso pleno a internet como anfitrión natural para la libertad y seguridad informativa del resto del mundo.
De última, si algo no queda del todo cubierto en la letra chica de la ley, uno siempre se puede ir a vivir a Islandia (corre bastante aire fresco).
Fuente: El País (la nota puede leerse con un click acá)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: