Río Negro: otro caso de muerte joven por gatillo fácil

Al menos cinco jóvenes murieron en poco más de un año en la provincia argentina de Río Negro por balas policiales, en algunos casos por la espalda y a quemarropa. El último fue Guillermo Trafiñanco (16), asesinado hace una semana, con huellas de un borceguí en su espalda y de un disparo realizado a menos de 50 cm. En junio fue el turno de  Diego Bonefoi (15) y luego Matías Carrasco (17) y Sergio Cárdenas (29) durante las protestas por la muerte de Bonefoi. En junio del año pasado se abrió la serie con Atahualpa Martínez (19), también por la espalda. Anoche un fotógrafo free lance de 19 años fue detenido por la policía, golpeado y torturado con vejación anal y simulacros de fusilamiento, en la comisaría 34 de Viedma, por haber tomado fotos de la represión a las protestas por Trafiñanco: aquí se amplía información sobre este hecho. El patrón se repite, hay amenazas a familiares de la víctimas, en varios casos los policías imputados alegaron “resistencia” o el haber encontrado una “tumbera” (arma casera). Para el seguimiento, el diputado Jorge Cejas ha ofrecido un teléfono de referencia: 02920 15453376. También hay cobertura de todos estos casos en 08300: Lo que nadie te cuenta a diario en internet.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: