Diez hipótesis salvajes sobre la crónica

Es el título de la exposición de Osvaldo Baigorria en las últimas Jornadas de la Carrera de Ciencias de la Comunicación, Universidad de Buenos Aires. En un rápido resumen de las definiciones sostenidas por autores y agentes interesados en el género se intenta relevar el “estado del arte” de la práctica y la teorización de un espacio híbrido y de cruce entre discursos periodísticos y literarios:

“En los últimos años ha aumentado la circulación de discursos sobre la crónica al mismo tiempo que se han ido cerrando los espacios para la publicación de crónicas en la prensa gráfica,  quizá por pérdida de lectores a favor de las pantallas (televisión e internet). Al contrario de lo que sucedia a fines del siglo XIX y principios del XX ( aun cuando en el XXI también han surgido blogs y revistas digitales especializadas en el género), el principal soporte material y económico para la publicación de crónicas hoy parece ser el libro. El ya célebre boom, auge o moda del género se despliega sobre todo en libros de autor único o antologías, ensayos, artículos, concursos, congresos, becas, subsidios e intervenciones por parte de escritores posicionados como cronistas. Según las hipótesis más o menos sólidas, más o menos “salvajes” formuladas por diversos autores y otros interesados en el género, la crónica sería:

1. Una mentira (o un cuento, en el sentido de verso, mito o goma inflada).

2. Un freak (un ser fabuloso, extraordinario, un “ornitorrinco”)

3. Una investigación periodística (antes estaba de moda, ya no).

4. Nuevo periodismo (¿un cronista, Capote? mmm…)

5. Un texto de no ficción (discutible: si hay mirada, hay imaginación).

6. Un testimonio desde el lugar de los hechos (un lugar común que ya no se sostiene).

7. Una mirada (pero ¿eso le da un “privilegio epistémico”?).

8. Un macrogénero (por lo tanto, un barroco de la indefinición).

9. Una forma de literatura menor (o “débil” … pero no por eso dejaría de ser funcional al orden social).

10. Una política (del margen al centro y no siempre con signo positivo)”.

Se lee completa con un click acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: