Libros que escrachan

El mercado del libro de investigación periodística tuvo su época de oro en la Argentina de los años 90 y luego comenzó a decaer, reanimado últimamente por casos aislados, según esta nota de Carlos Ulanovsky en La Nación. Mediante entrevistas a editores y autores, el reportaje traza un panorama del género que supo llamar la atención sobre la corrupción, los asesinatos de Estado y otras zonas oscuras y riesgosas del poder político y económico en las últimas décadas. 

“Prácticamente la totalidad de los especialistas consultados –autores, periodistas, historiadores e investigadores, editores– mencionaron como símbolo de investigador de estas décadas al periodista Horacio Verbitsky y como tomo emblemático, su trabajo Robo para la corona. Aunque en la Argentina conseguir cifras de venta certeras es tan azaroso como dar con una fuente confiable, se podría establecer, de acuerdo con estimaciones de buena fe, una lista de los diez más vendidos desde 1983: el ya mencionado Robo para la corona; Malvinas, la trama secreta (Raúl O. Cardoso, Ricardo Kirschbaum, Eduardo van der Kooy), Asalto a la ilusión (Joaquín Morales Solá), El jefe (Gabriela Cerruti), Los dueños de la Argentina (Luis Majul), Argentinos (Jorge Lanata), Los mitos de la historia argentina (Felipe Pigna), Menem, la vida privada (Olga Wornat), Pizza con champán (Silvina Walger), Narcogate (Román Lejtman) y La Argentina del siglo 21 (Rodolfo Terragno), con ventas de entre 250 mil y 150 mil ejemplares.”

“Pablo Avelluto, director editorial de Random House Mondadori que en ésta y en otras importantes casas editoriales ayudó a gestar varias exitosas criaturas del género, piensa que ´la investigación periodística elevó, en general, la calidad del periodismo al permitir el desarrollo fuera de los límites de la crónica breve publicada en diarios. Gobernantes y poderosos comenzaron a temer más las consecuencias del libro, porque, al fin y al cabo, un libro disfruta de una permanencia de la que la prensa periódica carece´. Impulsora, en su condición de editora de Norma, de numerosos volúmenes sobre la especialidad (como la colección Militancias, dirigida por María Moreno y Lila Pastoriza), Leonora Djament, ahora al frente de la nueva editorial Eterna Cadencia, toma como caso significativo ´el recorrido de Hernán López Echagüe, que incursiona en el libro de denuncia [ El otro, sobre Eduardo Duhalde, cuyo fuerte contenido hizo en una ocasión lagrimear en televisión a la familia del ex presidente] y desemboca en La política está en otra parte o Tierramemoria, que explican y analizan las nuevas formas de representación política. La transición de López Echague –prosigue Djament– indica que ya no se trata de llenar con los libros un hueco dejado por la justicia argentina en relación con la búsqueda de la verdad, sino que lo que importa es recorrer, física o imaginariamente, un territorio para entender los nuevos escenarios sociales´”.

“Para el director editorial Alberto Díaz, que potenció el mercado con la colección de Planeta Espejo de la Argentina, los libros de investigación ofrecieron un aporte fundamental en los primeros años de la recuperación democrática: ´Luego de ocho años de censura o autocensura de los medios –explica– los libros cumplieron con la doble finalidad de informar sobre los temas tabús de la historia inmediata y de abrirles los ojos a los grandes medios gráficos y audiovisuales, que se montaron sobre la potencialidad de este nicho e incorporaron la investigación periodística como sección destacada. Si lo medimos en ventas de ejemplares, el género fue el más exitoso, pero después del primer gobierno de Menem, empezó a decaer. Desde entonces, cuando hubo algún libro con impacto se debió, antes que al género, a su calidad investigativa o a lo atractivo de su tema´”.

“El hecho de investigar y escribir, por lo menos durante un año, requiere de una financiación que no muchas editoriales están en condiciones de ofrecer; muchos trabajadores de prensa, además de sus tareas en redacción, acumulan participaciones en televisión, radio y hasta en Internet. Y esos múltiples compromisos les deja a los periodistas poco tiempo para un trabajo lento y riguroso como es la elaboración de un libro. Sin contar el hecho de que varios autores de éxito de décadas anteriores hoy publican sus análisis e investigaciones en tiempo real en sus propios blogs. Finalmente, el fenómeno de la atomización de la venta de libros (más ejemplares vendidos en total, pero de muchos más títulos) generó ventas más modestas y menos regalías para los autores” (Pablo Avelluto).

¿Por qué un periodista se pone a hacer una investigación? Hay múltiples razones. Algunas pueden ser las siguientes:

  • Porque toma la decisión de convertirse en testigo cercano, calificado, de un tema, de una denuncia, de una historia de vida que lo apasiona.
  • Porque puede intervenir profundamente en un tema.
  • Porque encuentra en un libro una posibilidad de creación ilimitada, espacio suficiente y generoso, máxima libertad, ausencia de las presiones comunes en los medios (desde espacio a reparos empresarios, etc.). Podrá llegar lo más lejos que se proponga y sea capaz. Sólo al final su texto será revisado por los abogados de la editorial para ver si se pasó de la raya.
  • Por compromiso ideológico.
  • Porque en un libro no hay necesidad de primicias, aunque sí debe ofrecer rigor informativo, prolijo rastreo y chequeo de fuentes y atractivos recursos de narración.

Riesgos de una investigación periodística:

  • Sucumbir en el desorden,en la asistematicidad y en la impaciencia.
  • Darle más espacio a la omnipotencia que al esfuerzo; resignar datos verdaderos para erigirse en dueño de la verdad.
  • Al buscar la originalidad nos pasemos al territorio de lo fantasioso e incomprobable”.

La nota se lee completa con un click acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: