Sigue la ofensiva para cobrar por información on line

Mathieu Pigasse, uno de los nuevos dueños de Le Monde y de la revista Inrokuptibles, vuelve a insistir en la idea de cobrar por contenidos en internet, dividiendo entre gratuitos y premium, en esta entrevista de Julieta Molina en La Nación. En el mismo diario y en la misma fecha, una nota del especialista en formación de precios Ariel Baños hace su aporte a ese modelo de negocios que combina lo gratuito con lo pago, bautizado “freemium”. Con la autoridad que le daría el haber sido punk y además el inversor que salvó de la quiebra a una institución como Le Monde (ambos datos destacados en la entrevista), Pigasse pontifica:

“No creo en la desaparición del papel. Nunca, históricamente, un medio mató a otro. Lo que importa es tener marcas fuertes que tengan algo que decir y no importa tanto el medio a través del cual se lo dice. Por supuesto, las nuevas tecnologías obligan a los medios actuales a reinventarse, pero esto no es una amenaza, sino una oportunidad.

¿Por qué es una oportunidad? (pregunta la periodista)

-Creemos que es posible hacer pagar a la gente para acceder a los contenidos de Internet. Le Monde “Freemium” es una mezcla de contenido gratuito y de contenido premium pago. La experiencia muestra que hay gente que está dispuesta a pagar investigaciones, artículos con más contenido. Hay una verdadera demanda de contenidos que vayan más allá de la mera información, y cuando un contenido es mucho más desarrollado tiene un costo para producirlo y tiene también un precio. Hay tanto contenido online que no se sabe cuál es fiable; entonces, hay gente dispuesta a pagar por acceder a información genuina y elaborada. Por eso la importancia de la marca”.

Y la nota de Baños (en otra sección, Economía), colabora en reforzar la misma dirección:

“Si quiere irritar a sus clientes, tenga en cuenta esto: nada genera más resistencia que comenzar a cobrar por algo que antes se entregaba gratuitamente”.

“La clave ha sido ofrecer nuevas alternativas (Premium), con características más valiosas que las ofrecidas en la opción gratuita (Free), cobrando un cierto precio. Este modelo de negocios, que combina lo gratuito con lo pago, se conoce como Freemium. Este formato es ampliamente aplicado en la venta de software, cuando por ejemplo se entrega gratis una versión “ïntroductoria” o “demo”, con funciones limitadas, y se establece un precio para la versión full, que incluye todas las funciones”.

Preguntas -para otra entrevista a Pigasse o a Baños:

¿Puede compararse el precio de una versión full de software con el de una investigación en un diario? ¿Qué tipo de artículos “con más contenido” estarían dispuestas a pagar las audiencias en red? ¿Cómo se le agrega valor a la información periodística en internet?

La entrevista completa con un click acá y la nota a favor del “freemium”, por aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: