A pasitos de la estación Constitución

“La noche de aquel sábado el Mbareté Bronco era una cumbia mexicana. Y Baltazar González, el conductor de radio, el DJ de la noche. Los tenía a todos en subida, a la espera del gran show del auténtico Bronco, el gigante de América, la banda que había venido desde México. Balti los meneaba desde la cabina con cachaca, ese ritmo deforme que viene de la cumbia colombiana, ida a Monterrey, y vuelta a bajar hasta Asunción. Es un poco más ruidosa, más aguda, una mezcla precaria entre lo tropical, la polka, el cuartetazo y el chamamé. Llegó a Paraguay en los ochenta, y se instaló en los noventa. En el 96 ya era un fenómeno en la televisión. Ahora los grupos que enloquecen a los paraguayos hacen giras que comienzan en Asunción, siguen por el interior del Paraguay y se extienden a Buenos Aires, la ciudad predilecta de los expulsados del país más pobre del Cono Sur. El gigante de América tiene su propia página, y en ella, los videos de su propio reality show. Esa noche, un sábado caluroso, la fiesta ardía cuando Balti notó algo raro en un grupo de varones que bailaban entre ellos”, cuenta Cristian Alarcón en una crónica que reconstruye una agitada noche en Constitución que terminó con la vida de dos personas. Se lee en la revista Debate con un click por acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: