¿Quién quiere ser millonario?

¿Puede el hombre más rico del mundo ser una buena persona? “El hombre más rico del mundo no tiene chofer y él mismo conduce su automóvil Mercedes Benz en el desesperante tráfico del Distrito Federal. Cuando viaja fuera de México duerme en hoteles, en casas rentadas o de amigos, porque decidió no comprar ninguna mansión en el extranjero para su uso personal. En eventos importantes se comporta sin sofisticaciones: prefiere Coca-Cola Light que vino tinto y aparece comiendo cacahuates japoneses con la mano. ‘No es generoso ni con él mismo’, dijo un antiguo ejecutivo de Telmex”, cuenta Diego Osorno en “Carlos Slim, un mecenas que usa calculadora”, un perfil publicado en la revista peruana Etiqueta Negra que se lee por acá.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores

%d personas les gusta esto: