La mandioca de Álvarez

“Muchos me salen con lo mismo. La gente iba a las librerías y pedía los libros de Jorge Alvarez, como si fuera un autor. Guillermo David me dijo: ‘¿Sabés que vos cambiaste el lenguaje de la Argentina? Y gracias a tus libros, que no eran libros como todos: conectaban más con lo que mirábamos nosotros, con lo que pensábamos, con cómo hablábamos. Eran plebeyos’. Y es verdad: con la editorial acabamos un poco con la solemnidad a la que nos había condenado la República Española con Losada o Sudamericana, por ejemplo. Y eso que empecé leyendo españoladas por mi hermano, que era profesor de Filosofía y Letras y muy lector de poetas como Lorca o Rafael de León. Y todo eso estaba en mi casa. Además, mi mamá había nacido en Nájera y mi papá en Logroño. Claro que al mismo tiempo yo era un petitero del Petit Café que quedaba en Callao y Santa Fe. Más allá estaba el cine Gran Splendid, más acá el Capitol”, le cuenta Jorge Álvarez a María Moreno, en una entrevista imperdible que publicó Radar. La charla se lee completa con un click por acá. Y a los que están interesados, el 22 y 23 de marzo, en la Biblioteca Nacional, jornadas Pidamos peras a Jorge Álvarez, con muchas mesas y actividades, que se pueden consultar por acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: