La balada del hombre delgado

“Hannover. Son los primeros días del mes de noviembre, el último del 2011 para el Never Ending Tour que, se dice, Bob Dylan comenzó en 1988 sin fecha de cierre a la vista. El tramo europeo de la gira incluye a Mark Knopfler como invitado en tres o cuatro canciones, variando según el lugar y la inevitablemente caprichosa elección del repertorio que, desde siempre, caracteriza las presentaciones en vivo de cualquiera de las sucesivas encarnaciones de Dylan. En el norte de Alemania, una niebla espesa oculta la parte más alta de las torres del centro de la ciudad, un anuncio de la inesperada ola de frío siberiano que unos meses más tarde se extenderá inclemente sobre una Europa en crisis. Todavía no está oscuro, pero cada vez falta menos”, cuenta Gustavo Fernández Walker en una nota que recupera postales de un show de Bob Dylan en Alemania. Se lee completo en Ñ con un click por acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: