Archive for 29 mayo 2012

Evita Vive, en Broadway

29/05/2012

“En el aeropuerto de Nueva York, un turista argentino se acerca al primer puesto de los tantos que hay, en los que diversos oficiales chequean pasaportes. El empleado, un afroamericano grandote, descubre la procedencia del viajero y revisa las páginas mientras canta, con voz aguda ‘Don’t cry for me, Argentinaaaaa’ para luego preguntar: ‘¿Evita existió de verdad o es una historia del cine?’ Bienvenidos a Evita on Broadway”, escribe la periodista Sonia Budassi en “Rubia de New York”, una largo artículo publicado en el Radar de Página 12. Se lee por acá.

Crónicas Made in Argentina

24/05/2012

“El quién. Todos se preguntan por el quién, y todos opinan sobre el quién. Desde hace un tiempo, si se habla de periodismo, surge la compulsión por el mismo pronombre interrogativo: quién. ¿Quién dice, quién informa, quién enuncia? ¿El periodismo oficialista, el periodismo militante, el periodismo rentado, el periodismo corporativo, el periodismo antioficialista, el periodismo destituyente? Mientras tanto pocos se interrogan por el cómo, que es lo que debiera ocupar a los periodistas. Porque como si en la sencillez se cifrara alguna extraña clave del éxito, el periodismo escrito simplificó (en un movimiento que excede a la Argentina, y se comprueba en buena parte del mundo) su discurso hasta la exasperación, llegando a utilizar hoy una porción ínfima de las herramientas narrativas y del lenguaje disponibles. Así se construyó, al decir de Martín Caparrós, la paradójica figura del lector que no lee. Y muchos medios borraron de sus páginas buena parte de los reportajes, grandes entrevistas, relatos de viaje e investigaciones, creando un panorama saturado de textos cada vez más cortos, más simples, menos desafiantes. La pregunta es entonces, de nuevo, el cómo: ¿cómo volver a hacer periodismo escrito de excelencia?”, dice Maximiliano Tomas en Desafíos, una columna publicada en el diario La Nación que se lee por acá.

Las olas y el viento del Festival Azabache

21/05/2012

Literatura negra y policial frente al mar. “El domingo desayunamos en el hotel con Diego Grillo Trubba, que llegó la noche anterior y nos da cátedra de los mejores lugares para comer. Algunos acaban de llegar y otros se despiden. Entre los del primer grupo, nos alegra encontrarnos con Federico Jeanmaire. Faltan escritores porque anoche hubo fiesta hasta la madrugada. Preferimos olvidar lo que pasó en ese lugar, cuando bajaron las persianas. Sólo nos queda una canción, ‘Dancing Queen’, pegada a los oídos como una araña con peinado disco.” Crónica sobre el marplatense Festival Azabache, firmada por Enzo Maqueira. Se lee en el suple de Cultura del diario Tiempo Argentino con un click acá.

El dictador más malo del mundo

19/05/2012

“Una tarde fui a conocer al dictador más malvado del mundo. Su nombre es Charles Taylor, gobernaba Liberia y era un asesino en serie con el disfraz de un presidente. Había ido a entrevistarlo a su residencia de Monrovia, la capital de ese país, en los días que había ordenado exorcizar su palacio presidencial, cuenta Jon Lee Anderson en su crónica El Rey de la Muerte, publicada en la revista peruana Etiqueta Negra. Se lee con un click acá.

Bienvenida Anfibia

15/05/2012

Hace pocos días nació Revista Anfibia. Según sus creadores: “Anfibia es una revista digital de crónicas y relatos de no ficción. Se propone desmalezar algunas zonas de la realidad argentina e internacional, con especial énfasis en América Latina, y ofrece un viaje literario con el mayor rigor periodístico e investigativo, desde los nuevos relatos de la contemporaneidad”. Bienvenidos cronistas. Se lee por acá.

Belisario, un indio chimán

11/05/2012

“Belisario es un indio chimán. Nació hace cien mil años, como todos los de su pueblo. En 1693, sacerdotes que llegaron cruzando el océano, fundaron la misión de San Francisco de Borja, en medio de una llanura brava, llena de pantanos donde moraban caimanes tan grandes como ballenas y serpientes con tanto veneno como para paralizar una ciudad entera. Los chimanes ya habían comprendido el lenguaje del agua, chiyeja’ mo’ ojñi’. Cuando ocurrió la invasión, pidieron amparo al río. Maniqui lo llaman. Pidieron amparo al dueño del río, a su jichi. Lo hicieron hablando el lenguaje del agua. Los invasores lo desconocían. Con el permiso del amo de las corrientes, se fueron —río arriba— lo suficientemente lejos de los curas, para que ellos se olvidaran. Y lo lograron por muchos siglos. Pero ellos, los chimanes, nunca olvidaron. Belisario, al menos, no”, cuenta el periodista Pablo Cingolani en Nación Culebra, el libro que recupera crónicas, poemas y retratos sobre la Amazonía boliviana. Un adelanto se lee con un click acá.

El cronista Mansilla, según Baigorria

07/05/2012

“En la orgía, como en la revuelta, el esclavo se caga –a veces, literalmente- en el amo (‘las fuerzas de la naturaleza se han desencadenado’, diría Lamborghini). También se lo devora: es una celebración antropófaga, un sacrificio a expensas de la majestad, la jerarquía y el poder, un rito el cual se rompen las reglas de juego que luego volverán a ser ‘santas e inviolables’ (Callois, según Bataille en El erotismo). En las crónicas de Mansilla, los cuerpos y las voces de los otros se rozan, tocan, cruzan e intercambian como si estuviesen revueltos: gauchos refugiados entre ranqueles, frailes, cautivas, paraguayos, tobas, mestizos, mulatos, lenguaraces, minorías o devenires minoritarios, cristianos o paganos. Pero ‘yo no soy más que un simple cronista, ¡felizmente!’ proclamará Mansilla a la vez que se pregunta: ‘qué es filosofar’. La operación tiende a encajar en las reglas de juego de la época, sobre todo en la búsqueda de modos apropiados de representar esas ‘razas’ de indios, negros y gauchos, dentro de la construcción de la nación desplegada entre 1870 y 1880”, escribe Osvaldo Baigorria en “El cronista filósofo vs. el negro del acordeón”, un artículo publicado en el nuevo número de la revista Mancilla. Se puede leer un adelanto por acá.