Manual para ser Chuck Norris

“A menudo, los parques y las plazas de La Paz se convierten en un improvisado gimnasio para Eduardo. En ellos, imparte sus conocimientos en defensa personal a gente que tiene cierta dificultad para protegerse, como don Raúl, un septuagenario con ropa deportiva acostumbrado a seguir con atención las instrucciones del maestro. ‘Tú golpeas aquí, ahí y allá y en unos pocos segundos someterás a tu agesor’, le aleccionaba Carvajal hace ya un tiempo en una de sus clases. Y don Raúl repetía a continuación los golpes como un pato, sin ninguna elegancia, pero como si los conociera de toda la vida”, cuenta Álex Ayala en “Arte marcial para los débiles: aprenda a ser Chuck Norris”, una crónica recién publicada en El Puercoespín. Se lee por acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: