Alan Faena no usa dentífrico

“Podrás decirle cualquier cosa a Alan Faena. Que le gusta demasiado la ropa blanca. Que se ha quedado calvo muy pronto. Que es metrosexual. Que es budista. Que los sombreros le quedan grandes. Pero jamás podrás decirle que algo no se puede hacer. Es como un chico emperrado: cuantas más piedras se le ponen enfrente, más lucha por avanzar. Cuando era estudiante, en el Saint John’s de Beccar, cada vez que la desobedecía, la maestra lo hacía tragar dentífrico. Con el tiempo, la pasta de dientes hizo su trabajo: Alan juró que, desde entonces, nadie le diría qué hacer. Ni trabajaría en una corporación. Ni sería empleado. Y ningún jefe lo haría comer dentífrico.” Un perfil de Alan Faena firmado por Cicco en la revista Brando. Se lee por acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: