Walt Whitman y sus crónicas de la guerra

“Al principio de este diario, Whitman declara cumplir ‘el mandato de una hora feliz’, un ‘mandato’ que le exige sobre ‘el suceso más notable’ de su vida, la guerra civil, pero es consciente de que sus anotaciones a lápiz en pequeños cuadernos pueden ser rudimentarias: ‘Creo que este libro no posee una intención definida que yo pueda expresar en una frase’. En todo momento el poeta vacila con respecto a su talento para registrar las emociones que lo asaltan. Tiene dos opciones: 1) como Conrad, mascullar: ‘Ah, el horror, el horror’, o bien 2) mandarse y escribir como quien monta en pelo. Como todo cronista, desconfía de su estilo: las impresiones son tumultuosas y su registro se hace al ritmo de los hechos. La reflexión –que no deja de estar presente a pesar del vértigo– suele ser superada por los acontecimientos que no le dan tregua. Sin embargo, no reprime la inspiración y, a pesar del vértigo, narra con morosidad todo el tiempo. Sin parar.” Guillermo Saccomanno escribe sobre el diario que Walt Whitman redactó durante la Guerra de Secesión. Se lee en Radar de Página 12 por acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: