Caracas según TEM

“Caracas siempre fue la malquerida de Venezuela. Juan Vicente Gómez, el dictador que quiso domesticar al país durante las primeras décadas del siglo, la sometió a la humillación de conservarla como capital a la vez que se negaba a aceptarla como asiento de su gobierno. Así la sojuzgó a través de la indiferencia. Marcos Pérez Jiménez, en cambio, la trasmutó. Insatisfecho del cuerpo que la ciudad tenía, le construyó un cuerpo nuevo a imagen y semejanza de sus delirios. Rayó el largo tórax del valle con autopistas y distribuidores, puso fin a las mansiones lujuriosas del pasado, sustituyéndolas por torres y mausoleos babilónicos que pretendían desgastar el señorío del Ávila. Caracas detestó el cuerpo que le había sido impuesto, pero jamás sintió nostalgia por el que había tenido.” A principios de los años ochenta, mientras vivía en el exilio, Tomás Eloy Martínez escribió esta crónica sobre la capital venezolana. Se lee en la revista El Malpensante, por acá.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: