Archive for 27 marzo 2013

La radio crónica

27/03/2013

“La propuesta de Radio Ambulante tiene que ver con el idioma. Es importante contar, en Estados Unidos, historias en español, porque somos un país latinoamericano. Esa misma propuesta ya tiene un fondo político. Pero no es simple. Si bien acá está claro qué es lo que apoyamos, no hay una línea directa para decir que, en cada país, tenemos una posición. Y me interesan mucho más las crónicas que narran historias personales o que, si narran historias políticas, son como la del golpe de Estado contra Zelaya, en Honduras, desde un lugar personal. No necesariamente tienes que saber si Zelaya es de izquierda o de derecha. Yo tengo mis ideas políticas, y cada uno del equipo las tiene, pero eso sale natural. Con tal de que salga de una manera narrativa y no de una manera didáctica, entonces creo que está bien”, cuenta el escritor peruano Daniel Alarcón sobre su proyecto. Se lee en la revista Ñ una entrevista al respecto, por acá.

Anuncios

¡Bang, bang, manito!

25/03/2013

“Los cronistas estamos trascendiendo el ‘ejecutómetro’ (ese brutal conteo diario de asesinados que realizan los reporteros de la nota roja) y le estamos dando rostro a la guerra, la dotamos de historias, de significados, antecedentes, implicaciones y explicaciones”, dice la periodista mexicana Marcela Turati en una de las entrevistas que integran la gorda antología ¡Generación Bang! Los nuevos cronistas del narco mexicano, compilada por el chileno Juan Pablo Meneses. Se lee una nota por acá.

Hijos no

23/03/2013

“Las mujeres como yo son miradas con desconfianza, como si nuestra decisión pusiera en duda el orden completo del mundo. ¿Si es triste ese rechazo? Por supuesto que es triste y una lo sufre, aunque tiene sus razones. En el fondo, una mujer que no quiere tener hijos atenta contra la supervivencia de la especie. O al menos, eso es lo que parece.” En primera persona, la escritora Mariana Dimópulos escribe en Clarín por acá.

 

La historia la tuitean los que ganan

22/03/2013

Algo de la historia de la red social no cierra y Facundo Falduto lo cuenta en la revista Paco: “Pero si la historia la tuitean los que ganan, quiere decir que hay otra historia. Hay un cuarto hombre que no figura en la narrativa de la empresa, que estaba allí cuando todo comenzó y lo photoshopearon para sacarlo de la foto en un acto de stalinismo digital. Ese hombre es Noah Glass. Sabemos muy poco de él: que trabajaba en Odeo desde su fundación, que colaboró con la creación de Twitter, que lo marginaron cuando el proyecto comenzó a crecer. Que no publica en su blog hace cuatro años. Que su cuenta, @noah, reza ‘yo creé esto’ y tampoco se actualiza desde 2011. Que puede estar vivo, muerto, o desaparecido.” Se lee completo por acá.

Puteame que me gusta

20/03/2013

¿Sabés qué dijo Truman Capote de Mick Jagger? Que “es tan sexy como un sapo orinando”. Hay más en esta brevísima antología del insulto compilada por Alberto Salcedo Ramos. Frases hirientes que a veces retratan a la persona agredida, y casi siempre, a la persona que insulta. Se lee por acá.

 

 

 

La abuela Wiritray

18/03/2013

“Falleció la abuela Lorenza. Tenía 97 años. Ello en su carnet. En verdad superaba los 100 años, calculo yo, poco menos que la edad de Temuco y por cierto que Chile al sur del BioBio. Siempre contaba que fue inscrita en el Registro Civil siendo ya una niña ‘mayorcita’. Su nombre mapuche era Wiritray, pero el oficial que la inscribió, poco dado al dialogo interétnico, la inscribió simplemente como Lorenza. Y claro, fue inscrita el día de San Lorenzo. Santo remedio.” Un perfil firmado por Pedro Cayuqueo en The Clinic, se lee por acá.

Crónicas potosinas

15/03/2013

La próxima publicación de la alucinante Historia de la Villa Imperial de Potosí, escrita por Bartolomé Arzáns de Orsúa y Vela en el siglo XVIII, es un acontecimiento para la crónica latinoamericana. “Arzáns tiene una serie de obsesiones. Por ejemplo, una de sus obsesiones son las mujeres absolutamente y monstruosamente bellas, que pueden ser muy buenas o muy malas. Es una obsesión que puede estar relacionada con el Cerro Rico, con el hecho de que Potosí es en sí misma, en el mejor sentido, una ciudad monstruosa, es una anormalidad divina, un regalo de Dios. Y esto lleva a considerar que estos relatos, que su autor los presenta como historias edificantes, no lo sean en realidad, porque están llenas de datos contradictorios y detalles narrativos que no pertenecen estrictamente al género de la historia”, dice Mauricio Souza, editor del volumen, en una entrevista que se lee en el suplemento Tendencias, del diario paceño La Razón. Se lee por acá.