El hombre de la campera violeta

“¿Qué haces para?, me saludó… Nos conocíamos de antes. Antes de antes, 10 a 15 años atrás cuando él militaba en el MAS con otros amigos en común; Daniel, Héctor y el Lechuga, y tenían de semidios a Alcides, no el bailantero, sino el de la UOCRA. De ahí que el de campera violeta también me conocía por Para… aunque sabía mi nombre. Nos encontramos después de mucho en los pasillos del CPEM 70. Él daba Química, yo Física. Siempre quedábamos en que “un día de estos” podríamos discutir algunas cuestiones pedagógicas, pero terminábamos charlando sobre los problemas políticos. Tenía la palabra ‘burócrata’ fácil y era vehemente. Si no se andaba con ganas de discutir se le daba la razón y se seguía, de lo contrario con él la cosa siempre era para largo y los recreos no daban. Era así el de campera violeta…” Una crónica firmada por Humberto Bas, sobre el día que asesinaron a Carlos Fuentealba. Se lee completa por acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: