Mansilla en el camino

“En un ensayo dedicado al del Príncipe Hermann von Pückler-Muskau a Londres, Rainer Gruenter sostiene que el último estadio de desarrollo cultural del viaje es aquel en que el viajar se instituye como ‘finalidad en sí’, porque en él el viajero ‘hace experiencia’. Este viajar sin meta –que para Baudelaire definía al “verdadero viajero”– es el sucesor burgués del paseo aristocrático del caballero y su ejemplo europeo clásico acaso sea el Viaje a Italia de Goethe. Que por estos lares el mote del ‘gran escritor viajero del siglo XIX’ se ligue indefectiblemente Lucio V. Mansilla no es raro. En sus textos, el viaje se articula sobre una multiplicidad de instancias que van desde esa “forma pura” propia de la educación sentimental de la nobleza al interés político, comercial o recreativo que grava su caricatura en el “viaje burgués”. Pero, a diferencia de otros viajeros patricios como Wilde, Cané, Lucio V. López o su hermana Eduarda, este ‘proustiano inaugural’ hizo además del viaje una experiencia única, al punto de convertirlo en su pulsión de escritura”, escribe Maximiliano Crespi sobre la veta viajera de Lucio V. Mansilla, a propósito de la publicación de dos libros. Se lee en revista Ñ por acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: