Archive for 29 junio 2013

Lemebel en la toma

29/06/2013

“Que si me llaman los estudiantes en paro, voy contento, me dije , a pasar una noche con los pendex que me reciben con cariño y aplauden mis letras sucias con la frescura de su rebelión. Y toda la noche cantamos, y toda la noche  hablamos tomando cafecito, escribiendo carteles: “querimos mejor heducasión”.  Y como a las cuatro, nos fuimos a los baños a fumarnos algo (que por ahí salió, o quizás lo llevé yo enredado entre mis papeles). Y seguimos hasta el amanecer, riendo y enamorando las estrellas que desde el cielo nos apoyaban con su irrenunciable chispear.” Crónica de Pedro Lemebel sobre el tomazo de los estudiantes chilenos. Se lee por acá.

Anuncios

El diluvio que viene

28/06/2013

“Sería fácil creer que la lluvia es un depresivo natural. La climatología médica estudia la influencia del clima en la salud. El sol es un bloqueador de melatonina, hormona que provoca el sueño, y dispara el nivel de serotonina, la «hormona de la felicidad», cuya carencia se asocia a estados depresivos. El clima altera tu ánimo. El sol te hace extrovertido, la lluvia te vuelve ensimismado. El sol te distrae, la lluvia te confronta. El sol se empeña en que no pienses, la lluvia te obliga a pensar. Desde la antigüedad, cuando más dependíamos del clima para vivir, arrastramos la creencia de que el tiempo gris vuelve triste al ser humano.” Un interesante ensayo sobre la lluvia firmado por Martina Bastos en la revista peruana Etiqueta Negra. Se lee completo por acá.

El machi Celestino

27/06/2013

“¿Puede un evangélico encarcelado participar de un culto al interior del penal? Por supuesto. Tiene todo el derecho a profesar su fe. ¿Puede un preso católico asistir a una misa? Obvio, Gendarmería no hace distinciones odiosas al respecto. ¿Podría un pastor o un sacerdote encarcelado oficiar allí mismo una ceremonia religiosa? Si no fue inhabilitado por las normas de su credo, impedimento no existe. Yo mismo he sido testigo de masivas ceremonias religiosas en varias cárceles sureñas. Y cuando digo masivas, hablo de MASIVAS. Cientos de personas, entre reos, familiares y gendarmes curiosos. Hasta los bautizos están autorizados, me cuenta un amigo oficial de gendarmería. ‘Mientras no se ponga en riesgo la seguridad del recinto’, subraya. Ahora, ¿puede un mapuche profesar su propia religiosidad al interior de una cárcel? Sí, era posible. Al menos hasta hace pocos días.” Columna de Pedro Cayuqueo en The Clinic, se lee por acá.

Brasil está caliente

21/06/2013

Brasil arde. Antes de la fiesta para pocos que se anticipa con el nuevo mundial, cientos de brasileños salieron a las calles a reclamar por vivienda, educación y transporte dignos. Varios diarios ya publicaron en estos días sus crónicas e interpretaciones sobre las manifestaciones en Brasil. En Página 12, Eric Nepomuceno cuenta: “La actuación salvaje de la policía militar carioca volvió a alcanzar su auge alrededor de las nueve de la noche de ayer, cuando una brigada de motociclistas de la policía militar disparó balas de goma contra manifestantes que estaban en la puerta del hospital Souza Aguiar buscando noticias sobre los más de veinte heridos que habían sido llevados de emergencia. Ya desde el lunes pasado la acción de la policía militar carioca era blanco de críticas durísimas. La foto de un soldado disparando un spray pimienta en el rostro de una manifestante recorrió las primeras páginas de diarios de todo el mundo.” La nota se lee completa por acá. En tanto que una crónica de Alberto Armendariz en La Nación destaca: “El gigante despertó. Estamos aquí para quedarnos. Con consignas como ésa, más de un millón de brasileños volvieron a tomar las calles para celebrar que las autoridades habían cedido el día anterior en su polémico aumento de las tarifas de transporte. Pero también dejaron en claro que aunque ganaron esta batalla la lucha continuaría en contra de la corrupción y el despilfarro, y por mayores inversiones en educación, salud y servicios públicos.” El resto de la nota se lee por acá. Y no deja de ser una buena oportuidad para releer la crónica “Saqueos” que Néstor Perlongher escribió a principios de los años noventa, sobre unos saqueos que presenció en Brasil a principios de los ’80: “Ahora, el flujo del saqueo es incontrolable. Agravado por la re­cesión, los bajos salarios, el hambre objetiva que las masas pasan, es una explosión intempestiva que luego refluye, no deja nada, más que el televisor portátil que alguno aprovechó para birlarse o los zapatos de taco alto que mujeres ululantes arrebataban en manojos.” La crónia de Perlongher se puede leer completa gracias al aporte de Matías de Golosina Caníbal, en el blog de Osvaldo Baigorria por acá.

 

La Frontera Emergente

20/06/2013

En el marco del Festival Ciudad Emergente, Agustina Paz Frontera leerá sus poemas y otras yerbas. Más información por acá.

El striptease de la crónica contemporánea

19/06/2013

“Desde Fray Bartolomé de las Casas ante la Inquisición hasta Lucio Victorio Mansilla ante el Estado sarmientino, los mejores cronistas han medido su relevancia a partir de la toma de distancia de cualquier nicho de poder. De manera especular, la crónica institucionalizada y sus agentes apuestan hoy por el proyecto inverso. Es desde los nodos de fuerte representación simbólica y material del periodismo que se permite hoy narrar un mundo que, además, deja cuidadosamente de lado las categorías ideológicas de la política para lanzarse a los devaneos intrascendentes de la cotidianeidad —Juan Pablo Meneses y su exploración del ganado vacuno—, la experiencia autobiográfica en tono solipsista —Daniel Riera y su ventrilocuismo— o el trivial anecdotario higienista —Gabriela Weiner y la ¨crónica gonzo¨ de su… embarazo—.” Nicolas Mavrakis y su visión de la crónica actual en el artículo ¡La crónica está desnuda!, publicado originalmente en el último número de la revista Crisis, que se lee completo en la revista digital Paco, por acá.

La precarización del periodismo

16/06/2013

“Me parece que sí hay una preocupación que es mundial y es la cuestión de la rapidez, lo digital, la urgencia. Y sí creo que en todos lados hay una degradación de la profesión en términos de lo que los medios han impuesto a los periodistas, sobre todo a los que trabajan en periódicos. Todo tiene que ser rápido y ya, y encima hecho por una sola persona. Eso sí me preocupa un poco y me parece que tiene que ver con un sistema medio perversón donde algunos dueños de medios contribuyen a la precarización del trabajo. Y yo respeto mucho esta profesión porque hubo mundos enteros que yo conocí gracias a los diarios. Lo que veo en este momento es que avanza la idea de que el diario pierde el lugar de referencia. Yo quiero pensar que todavía podemos contribuir desde el periodismo a que la vida de las persona sea más rica.” Entrevista a Leila Guerriero en el suplemento Cultura de Tiempo Argentina (sin firma por el plan de lucha de las paritarias). Se lee completa por acá.