Disney War

La música sonará casi hasta doler. Nada se verá en el túnel negro. Los carteles de neón en las calles ficticias serán sólo relámpagos de plata y líneas inteligibles color azul. Y, en esos dos minutos de frenesí orbital arriba de la más radical de todas las montañas rusas de Disney World, la madre temblará. La Rock ‘n Roller Coaster la eyectará en un túnel negro a la velocidad de un jet, en menos de 2.8 segundos estará viajando a 95.6 kilómetros por hora. Pero no todavía. Ahora, la hija pregunta: ‘Qué hacemos, ¿esperamos?'” Así arranca la crónica de un viaje a los parques temáticos y de diversión que auspicia la empresa del creador del ratón Mickey, o lo que queda de ella. La firma Mónica Yemayel y se lee en Anfibia por acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: