Crónicas tumberas

“En ese momento vivía en el Pabellón 7 y ya había trazado mi rutina de trabajo y estudio. Trabajaba como fajinera (persona que se encarga de la limpieza) en la sección Educación y también organizaba la biblioteca. Me anotaba en cuanto curso se dictara (poesía, guitarra, taller literario, programación, inglés). Tenía que ocupar mi tiempo en cosas productivas y dejar de pensar en el tiempo que iba a pasar ahí. Así y todo no estaba ajena a las noticias y rumores de las compañeras nuevas que iban ingresando. En esa época hubo varias y bastante famosas: la tía de un gobernador bonaerense dedicado en su juventud al deporte (a la que venía a visitar asiduamente un corredor de turismo carretera), la ex esposa de un afamado empresario del rubro de los electrodomésticos con cadena de negocios en todo el país, una señora mayor cuyo apellido estaba ligado al de una conocida marca de autos italianos, otra señora muy distinguida de la sociedad de una provincia central del país, cuyo apellido estaba ligado al de famoso presidente argentino. La lista podría continuar con otros nombres de mujeres que por alguna u otra razón se han salido del camino del bien para transitar el mundo de la adrenalina. Nadie está exento de visitar estos pasillos.” María Silvina Prieto ganó el concurso de crónicas La Voluntad con su texto sobre cultura tumbera. Se lee por acá. Felicitaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: