El último apague la luz

A propósito de los masivos cortes de luz en buena parte de la Argentina, algunas coberturas y opiniones que iluminan, y muchas veces ocultan, el tema. En Tiempo Argentino, en una columna de opinión Alejandro Horowicz advierte: “Esta temperatura es un dato objetivo. No cabe duda que fastidia, sobre todo cuando los picos de calor por encima de treinta y bastantes no escasean, dado que cruzamos la frontera del 21 de diciembre; pero el verdadero problema acontece cuando se transforma en un dato subjetivo, cuando la molestia exterior es acompañada por la convicción interna de la peligrosa gratuidad del sufrimiento personal. Ha llegado a morir gente por estos cortes de luz, y la vida de muchos está siendo puesta en tela de juicio. Las empresas eléctricas y el gobierno (nacional y municipal, en ese orden) son responsables de lo que está pasando. Y esa es también la percepción colectiva.” Por su parte, La Nación publica “historias personales”, artículos donde narra los padecimientos de los ciudadanos que no tienen luz hace días. Se puede leer completo por acá. A su vez, Clarín publicó un artículo sobre la cobertura mediática de los cortes. “Los días pasan, el calor no cede, la luz no vuelve, las casas se transforman en celdas donde no corre una gota de aire ni agua. En la tele desfilan, alternativamente, los condenados de Flores, los de Avellaneda, de Recoleta, La Paternal, Abasto, Villa Crespo… No importa dónde, ellos hacen lo que les dicta la impotencia: cortan calles, encienden fogatas y levantan carteles reclamando el final de este suplicio. De a ratos, los condenados pierden la paciencia y discuten entre ellos. Escuchados por nadie, ven en la tele la posibilidad de hacerse oír por todos, y a ella le cuentan sus pesares”, cuenta Adriana Schettini, y se lee completo por acá. También Página 12 tocó varias veces el tema en la última semana. “Las quejas reiteradas que los vecinos vienen expresando a través de los medios de comunicación y los cortes de calles dan cuenta de un problema en el suministro eléctrico que va más allá de los ‘casos aislados’ que reconocen las empresas, aunque es difícil precisar su alcance porque ni las distribuidoras ni el Ente Regulador de la Electricidad (ENRE) dieron cifras precisas sobre los cortes. Durante las últimas dos semanas, Edenor y Edesur han venido interrumpiendo el servicio de modo sorpresivo en distintas zonas del área metropolitana sin explicarles a los damnificados cuál fue el problema y cuánto tiempo podría demandar su resolución. Cuando los usuarios realizan el reclamo, la respuesta de las empresas es que el inconveniente continúa pendiente y que están trabajando en el tema. El call center que montó el Gobierno ayuda a las compañías a receptar los pedidos, pero no ofrece una solución porque la misma sigue dependiendo de Edesur y Edenor”, precisa Fernando Krakowiak. Su artículo se lee completo por acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: