Un laboratorio ideológico llamado Chile

“Durante el último medio siglo, en Chile, el laboratorio ideológico más lejano del mundo, hemos experimentado un arco impresionante de posibilidades políticas. Las revoluciones de los años sesenta acá no se contentaron con ser un grito universitario y juvenil, y empaparon también la campaña de Salvador Allende en 1970. La Unidad Popular, además del marxismo y la tradición obrera, incorporó el “prohibido prohibir” de los franceses del 68, la teología de la liberación de los curas latinoamericanos, y las ondas soviéticas, guevaristas y castristas al mismo tiempo. Fuimos el último grito de la moda revolucionaria. Nos visitaban artistas e intelectuales de todas partes. El 11 de septiembre se convirtió en una fecha traumática no sólo para los chilenos.” La columna de Patricio Fernández en The Clinic, se lee completa por acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: