Archive for 30 mayo 2014

Treinta años no es nada

30/05/2014

“Treinta años de no verse. Ya se han puesto al día y dado un panorama básico de sus derroteros. De repente ese viejo amigo reencontrado sonríe solo, como si hubiera un tercero delante de ustedes. ¿Te acordás, dice, cuando llegaba la hora de cenar y nadie tenía un mísero vuelto para aportar y éste desaparecía y al rato volvía con una bolsa llena de verduras y frutas? Hasta algún pedazo de carne se traía para el guiso. ¿O aquellas noches (da por sentado que te acordás), en que hacía un frío terrible y se ponía toda la ropa que encontraba? ¿O cuando tuvimos que dormir en el pasillo porque había trabado la puerta desde adentro y no escuchaba nuestros golpes? ¿Y aquel espejo en 45 grados que había instalado en la ventana para que entrara un poco de sol?” Una columna de Juan Carlos Kreimer en el Radar de Página 12, se lee completa por acá.

Anuncios

La astilla del astillero

26/05/2014

“Es todavía de noche cuando los operarios comienzan a llegar en los colectivos 2 y 4 a la puerta del astillero Tandanor –Talleres Navales Dársena Norte–, pasando la ex Ciudad Deportiva de La Boca. A las 6 de la mañana falta todavía un buen rato para que la luz ayude a identificar lo que atesoran las 21 hectáreas que integran el complejo. Mientras muchos trabajadores fichan el ingreso con una tarjeta magnética, otros van saliendo: son los que trabajan a contraturno para que el rompehielos Almirante Irízar vuelva rápidamente a sus funciones.” Una crónica de Vanina Escales sobre la vida en el astillero más grande de Latinoamérica. Se lee por acá

Ocho años sin Viscarra

24/05/2014

vh viscarra

 

Se cumplen ocho años de la muerte de Víctor Hugo Viscarra y en su Bolivia natal muchos lo consideran un maldito santo. Para leer su testamento pasar por acá. ¡Salud, por el Víctor Hugo!

Cerdos & Porteños en la UBA

23/05/2014

CyP

Diario de Nueva York

22/05/2014

“El libro es una singularidad dentro de lo que puedo considerar mi escritura, no tiene nada que ver con lo que yo he escrito. En general, lo que he escrito son reflexiones y no son testimonios íntimos. Es un diario íntimo. Durante los casi cuatro meses que estuve en Nueva York en el 64 siempre andaba, como ahora, con cuadernos manuscritos, yo tenía mi cuaderno de viajes pero se me dio la oportunidad de tener acceso a una máquina de escribir -que hoy en día son fósiles del siglo veinte. El tipeo tiene su atractivo, porque hay que poner energía, no es como el contacto leve con el teclado de la computadora”, cuenta Miguel Grinberg en una entrevista a propósito de la edición de Memoria de los ritos paralelos. Diario de Nueva York, 1964. La entrevista está firmada por Valeria Tentoni y se lee por acá.

Baigorria se confiesa

17/05/2014

A propósito del lanzamiento del libro Cerdos & Porteños (1984-1987) de Osvaldo Baigorria, Blog Crónico reproduce una vieja entrevista al autor, realizada por Nicolás G. Recoaro en el año 2006, para la web Mil Caracteres. La presentación del nuevo libro de Baigorria será el próximo miércoles 28 de mayo, en la sede de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA en Constitución.

Confesiones de un infiel

En un alto en el trabajo en sus dos próximos libros: “El amor libre. Eros y anarquía” y “Un barroco de trinchera”, el escritor e investigador Osvaldo Baigorria recibió a Mil Caracteres en su estudio de Palermo. El autor de “Correrías de un infiel” explica cómo nació su vocación como escritor, recuerda sus travesías por América y reflexiona sobre la contracultura y las nociones de identidad y fuga que atraviesan su obra.

Por: Nicolás G. Recoaro

Hay un sobre de papel madera en el escritorio. Baigorria saca varias fotos de su interior. Explica que si tiene que hablar de sus viajes, de “sus fugas” y derivas, es mejor que lo haga con las imágenes a flor de piel. Baigorria dedica varios segundos a observar cada una de las imágenes. Las fotos muestran nevadas de metro y medio y bosques de vida comunitaria; exploraciones y caminatas alucinógenas por los territorios americanos.

Hoy, el Baigorria escritor que alguna vez decidió dejar su trabajo como periodista contracultural para salir al camino y vivir en carne propia la vida errante, va a trazar un mapa que una sus recuerdos nómades y su presente como narrador.

Corrían los primeros años de la década del setenta en Buenos Aires y el joven Baigorria formaba parte de la recién nacida contracultura argentina. Eran años de estudios sexuales y lecturas beatificantes, tiempos en que los manifiestos paridos un par de décadas atrás por la beat generation se hacían cuerpo en una nueva camada de exploradores. Baigorria fue uno de ellos, uno de los que experimento la fuga, el corte y el rechazo a la vida sedentaria, y ese movimiento trajo otros Baigorrias: el poeta, el escritor, el investigador, el hombre que busca nuevos territorios que descubrir, nuevos mundos que vivir.

-¿Cómo fueron aquellos años en los que tomó contacto con la primera ola de  contracultura argentina?

-A principios de los años setenta, mi formación intelectual se hizo a través de una suerte de  profesorado de café, en donde conocí a una serie de personas que tomé como referentes para leer ciertos autores y temáticas. Uno de esas personas fue Néstor Perlongher, quien junto a otros estudiantes, militantes y poetas cofundó el grupo de estudios Política Sexual, en el que pude acceder a diferentes lecturas de Marcuse, Freud, Marx, Wilhelm Reich. Con el grupo de estudios, además, realizábamos otras actividades e intervenciones, como volanteadas y pintadas.

(more…)

Convergencia en Clarín y otras yerbas

16/05/2014

Comenzó la segunda etapa de la “convergencia” en el multimedios más grande de la Argentina. En La Propaladora explican: “Siete años después del primer proceso de convergencia de su redacción, Clarín anunció esta semana una segunda etapaLa primera ‘convergencia’ se realizó en el 2008, y agrego comillas porque si analizamos esta definición referida al trabajo conjunto entre redacciones de diferentes plataformas (digitales + gráfica + televisiva + radial) entendemos a éste, como un proceso justamente integrador, complementario y productivo que excede lo tecnológico y prioriza el cambio cultural. Esto no es lo que puntualmente sucedió en los años iniciales de la convergencia en esta empresa.” Se lee completo por acá