Cien noches en Manhattan

“El 23 de febrero de 1964, el joven poeta Miguel Grinberg (Buenos Aires, 1937) escuchó a los Beatles por primera vez. Después de un periplo en tren de casi 1900 kilómetros a través de territorio mexicano, el cruce a pie del puente sobre el río Bravo que une Ciudad de Juárez y El Paso (Texas) y un picaresco diálogo con un oficial fronterizo estadounidense (‘¿Viene caminando desde la Argentina?’ ‘Si se queda sin dinero, ¿sus amigos lo ayudarían?’ ‘Do you carry a gun?’), Grinberg almorzaba plácidamente en la terminal de ómnibus de Greyhound y repasaba mentalmente el itinerario que terminaría en Nueva York, hasta que estalló en el jukebox de la confitería la vigorosa melodía de Please Please Me y ya nunca nada volvió a ser igual: ‘El contacto sonoro me produjo una intensa taquicardia –recuerda Grinberg en el prólogo del recientemente publicado Memoria de los ritos paralelos–. Allí sucedía algo que impactaba la sensibilidad, sin filtros. Lo viví como una señal de bienvenida a un nuevo mundo.”” Una reseña sobre el diario de viaje metafísico de Miguel Grinberg. La nota la firma Nicolás G. Recoaro en Tiempo Argentino y se lee por acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: