Archive for 29 octubre 2014

Parece que el boom de la crónica es un blef

29/10/2014

“Sí, está de moda la crónica, pero es un blef [bluff]. Mejor dicho, es en gran parte una construcción reciente de la academia norteamericana. Ella que valoraba el gran género, el género pija, que es la novela, de pronto tenía que encontrar otra cosa, entonces transformó a la crónica en un valor. Y un montón de periodistas que redactan, cosa que en cualquier otro momento hubiera sido lo mínimo para pedir, ahora se consideran cronistas. Ahí soy medio jerarquista, creo en la crónica literaria, la que hacían Darío, Vallejo, y que tuvo una función importante en la invención y formación de las ciudades modernas en Latinoamérica.” Una entrevista a María Moreno que publicó hace poco el semanario chileno The Clinic. Se lee por acá.

Anuncios

Narrativa en Sociales

15/10/2014

uba

Las brujas de Plaza de la Lengua

13/10/2014

plaza oct.

The New Yorker y sus archivos…

12/10/2014

“La noticia de la apertura del archivo generó euforia en la prensa neoyorquina, que de inmediato se puso a compilar listas con los mejores artículos disponibles. Hubo quienes incluso, como el sitio The Awl, compilaron listas con las mejores listas con los mejores artículos. Si hubiera que elegir una, recomiendo la de The Awl. La euforia dio paso luego a una ligera decepción al comprobar que muchos de sus textos más famosos pre 2007, como la crónica de John Hersey desde Hiroshima, que ocupó un número entero en 1946, o los artículos de Hannah Arendt sobre el juicio a Eichmann, en 1961, seguían bloqueados (estos dos artículos, de todas maneras, fueron transformados en libros y están traducidos al castellano).” Hernán Iglesias Illia escribe sobre la apertura online (momentánea) de los archivos de la revista neoyorquina. Se lee en la revista de La Nación por acá.

La Marcha del Pueblo

03/10/2014

“Había columnas de organizaciones estudiantiles y movimientos ácratas, indios peruanos e indios sioux bailando en traje ceremonial, científicos enarbolando un pizarrón enorme, víctimas del huracán Sandy agitando salvavidas, una fogosa banda de bronces de Nueva Orleáns, veteranos del ecologismo y ceñudos trabajadores metalúrgicos, un movimiento de madres por el futuro y otro de abuelos por sus nietos, al costado del desfile había una vigilia de meditadores zen, pero sobre todo había jóvenes, y al frente, detrás de un girasol de diez metros de diámetro, no perdían la ocasión de anotarse Al Gore, Ban Ki Moon y el alcalde De Blasio. Había tambores, maracas, matracas y voces de todos los timbres y todas las edades. La variedad y el colorido derrotaban las palabras: había 310.000 manifestantes, el gentío más denso reunido hasta hoy bajo consignas como ‘No hay planeta B’, ‘Trabajo, justicia, energías limpias’ o ‘Frenemos a los consorcios petroleros’. Marcelo Cohen escribe sobre La Marcha del Pueblo por el Cambio Climático, del 21 de septiembre pasado en Nueva York. Se lee completo por acá.