Enrique Symns, el “Falso impostor”

“Enrique Symns era un actor que no había estudiado. En el 82, en la Redacción de Pan Caliente, tomó cocaína por primera vez. No escribía, pero era buen lector. Su hermana le había transmitido el gusto por la filosofía. Nietzsche, Schopenhauer, Artaud, es el tridente que repite hasta el día de hoy. La cocaína, ese ‘resurrector’, fue desde entonces hasta hace 2 meses su lubricante esencial. No era que tomara para escribir, él tomaba como impulso vital, o fe animista, y luego escribía. En 1982 conoció a dos personas que le ayudaron a deformar su vida para siempre: Gabriel Levinas y El Indio Solari. Cerdos & Peces fue su gran obra: la revista que era una forma de vida en tiempos de guerra. Porque es en la guerra donde lo héroes arrecian. Symns, El Indio, héroes chiquitos de la manada, convertidos sin querer en jefes díscolos de masas desesperadas. Symns, un encantador mágico, embarraba todo con su varita espolvoreada; Solari no importa; acá veremos qué es de la vida de Enrique Symns, el ‘Falso impostor’. Por qué interesa tanto la obra de este hombre que hoy, sin dinero ni amigos, se debate entre el resentimiento, una sensibilidad inusitada, los Philip Morris, una pensión para escritores, y su diabetes.” Agustina Paz Frontera entrevista a Enrique Symns. Se lee completo por acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: