Archive for 28 marzo 2015

Symns TV

28/03/2015

Yo no quiero que venga el Papa

19/03/2015

“Yo no quiero que venga el Papa porque eso demostrará, una vez más, que los bolivianos somos hipócritas y conservadores y que llevamos una beata en lo más profundo de nuestros oscuros y tenebrosos corazones. Yo no quiero que venga el Papa porque prefiero a mis pastillas, ellas son mi pequeño y pasajero milagro que me aleja del dolor (aunque sean caras, ya que importa a estas alturas). Yo no quiero que venga el Papa porque a lo mejor me regaña por haber hecho solo la primera comunión y nada más.” Ante la próxima visita del Papa Francisco a Bolivia, el escritor Wilmer Urrelo escribe esta columna en el suplemento Letra Siete, del diario paceño Página Siete. Se lee completa por acá.

África: que la corten

16/03/2015

“Cae la noche en la sabana. A lo lejos se escuchan hienas. Hace media hora, el motor del coche se empezó a destartalar. Cuando llegó a una loma ya no anduvo más. Queda poca luz, y el hecho de estar a la vera de un río en época de sequía implica que pronto vendrán animales salvajes en busca de agua y alimento. Hay que escapar. Lilian baja de la chatarra suspirando, cierra la puerta, se acomoda el pelo y ayuda a empujar. Arriba las estrellas son un remolino de esmeraldas girando. Es Africa: cuando se hacen cien kilómetros campo adentro, el resplandor de la Vía Láctea ocupa el lugar de la electricidad. No hay televisores. No hay asfalto ni tráfico. Nada que distraiga de las preguntas fundamentales. El camino que conduce desde Narok a Ositeti, en el sur de Kenia, serpentea hasta donde alcanza la vista.” Facundo García y una crónica desde Kenia. Se lee completa en Las 12, por acá.

La Pedra de Chile

13/03/2015

EDITORIAL-581

“No recuerdo si fue durante 1999 o a comienzos del 2000 cuando Pedro Lemebel se incorporó a The Clinic. Acababa de terminar el gobierno de Frei Ruiz Tagle, y aunque habían transcurrido diez años desde el fin de la dictadura, permanecía la sensación de ahogo. Había que romper las normas con personalidad. Si algo estaba prohibido, era bueno, y Pedro venía desde hace rato avivando la escandalera. No recuerdo un homosexual que hiciera alardes de mariconería en el espacio público antes que él. Una de las varias veces que discutimos (yo no compartía su radicalidad), me dijo: ‘y no te olvides que soy bien maricón para mis cosas’. Eso quería decir que podía salir con cualquier cosa (…) Pedro no imaginaba en la página, sino en la vida. Desde fines de los años 80 que venía tachando los aconteceres rutinarios con su cuerpo escritural. Las Yeguas del Apocalipsis no aparecieron para festejar la democracia que retornaba, sino para cuestionarla. Cada vez que Pedro y Pancho –o la Pedra y la Pancha- aparecían, se instalaba la desazón, y al nuevo orden pretendido le temblaban las cañuelas.” Patricio Fernández escribe sobre Pedro Lemebel, se lee completo en The Clinic por acá.

Taller de escritura

10/03/2015

Lo que queda del día

05/03/2015

“En el Ground Zero, el dispositivo de seguridad luce como una instalación museística más. En cada uno de los salones del museo y a la salida del edificio, pero también en el espacio abierto del Memorial –dos grandes espejos con cascadas (reflecting pools) que renuevan sus aguas sobre las huellas de las Torres Gemelas–, los policías vigilan obsesivos cómo corretean unos chicos de edad escolar, o cómo los turistas ocasionales se fotografían en el lugar de los hechos. La señalética nos invita a denunciar a sospechosos dañando el monumento o arrojando objetos volantes no identificados a las piscinas. Paradoja, o no tanto, en un espacio originariamente pensado para recordar a las víctimas del ataque y resucitar la “renovada” libertad estadounidense post 11 de septiembre. Que ha de ser una libertad rigurosamente vigilada.”

Una crónica sobre el museo del 11S en Nueva York, firmada por Nicolás G. Recoaro en el Radar de Página 12, se lee por acá.