África: que la corten

“Cae la noche en la sabana. A lo lejos se escuchan hienas. Hace media hora, el motor del coche se empezó a destartalar. Cuando llegó a una loma ya no anduvo más. Queda poca luz, y el hecho de estar a la vera de un río en época de sequía implica que pronto vendrán animales salvajes en busca de agua y alimento. Hay que escapar. Lilian baja de la chatarra suspirando, cierra la puerta, se acomoda el pelo y ayuda a empujar. Arriba las estrellas son un remolino de esmeraldas girando. Es Africa: cuando se hacen cien kilómetros campo adentro, el resplandor de la Vía Láctea ocupa el lugar de la electricidad. No hay televisores. No hay asfalto ni tráfico. Nada que distraiga de las preguntas fundamentales. El camino que conduce desde Narok a Ositeti, en el sur de Kenia, serpentea hasta donde alcanza la vista.” Facundo García y una crónica desde Kenia. Se lee completa en Las 12, por acá.

Una respuesta to “África: que la corten”

  1. Maria Egea Ruano Says:

    !
    Qué interesante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: