Fuego en el sur

“El fuego avanza. En la montaña, en las márgenes de los lagos, en el medio de maitenes, cohiues y cipreses, en donde pastaban los animales, en la estancia de Tinelli. El fuego amenaza los alerces milenarios del Parque Nacional y ya quemó una superficie de 30 mil hectáreas. Dicen que es imposible de contener, que solo las lluvias de abril terminarán de apagarlo. Pero el fuego no se ve: la prueba de que hay un incendio es el humo que borronea los paisajes, los brigadistas de otras provincias que todos los días llegan al pueblo para sumarse al operativo, las imágenes del fuego que emiten los canales de noticias. El fuego no se ve, pero está ahí, en la cara de todos los que viven de Cholila, un pequeño pueblo patagónico de 2 mil habitantes. Y entonces ese fuego que empezó el domingo 15 de febrero en la alta montaña de Chubut –y que todavía hoy sigue comiendo hectáreas–, se convierte en una sucesión de relatos. Como no se puede ver el fuego, se habla del fuego.” La crónica tiene un par de semanas, pero vale la pena leerla para tomar conciencia del daño que han provocado los incendios en la Patagonia. La firma Diego Geddes en Clarín y se lee completa por acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: