La crónica es una mentira

“Imaginemos qué sucedería si una crónica contara la historia de una estudiante abusada en una universidad. Especulemos: mucha gente se sentiría interpelada, dolida; protestaría. Otros medios cubrirían la noticia, los políticos pensarían medidas de prevención; la institución quedaría dañadísima. ¿Y si luego se comprobara que la violación no existió? Algo así pasó en Estados Unidos. La revista Rolling Stone publicó A Rape on Campus de Sabrina Rubin Erdely, que relata el abuso sexual sufrido por Jackie durante una fiesta en la fraternidad Phi Kappa Psi en la Universidad de Virginia.” Muchas voces que analizan el tema, en una nota firmada por Sonia Budassi en la revista Ñ. Se lee por acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: