Punk´s Not Dead

“Pregunto por Malcolm McLaren. La que me dice que está por llegar es una muchacha vestida con unas medias negras caladas, chaleco de malla, escotazo y hombros al aire, antifaz negro pintado sobre los párpados; juega con un terrier blanco. Parece bastante normal cuando me dice que Malcolm no tiene horarios. Intento darle charla, nada. En ningún momento la asocio con Jordan. Vuelvo a la hora, la escena es más o menos igual. Hay un muchacho, después sabré que es Jamie Reid, descargando cajas de una vieja rural Austin. Creo que en un momento aparece Vivienne, abre una caja y saca unas mangueras enrolladas. Recién entonces, con el Time Out bajo el brazo, advierto que parezco un turista de paso. Al día siguiente, llego con el estuche del grabador Philips colgado en bandolera. Encaro a Jordan y le digo, en francés, que traigo un mensaje para Malcolm. ¿De quién? De Guy Debord. Entreabre una puertita y grita McCounty!!! Dos minutos después, estoy sentado frente a él. Cuartito de dos por dos, escritorio metálico, teléfono negro, diarios de rock abiertos en cualquier página, cenicero repleto, persiana baja. El colorado tiene puesta una camisa negra, un corbatín dorado, chaleco y un saco verde con solapa de pana negra. Vine a hablar de la relación entre punk y Situacionismo, le informo antes de explicarle quién soy y en qué ando.” Un fragmento de Historias paralelas, el capítulo que agregó Juan Carlos Kreimer en la nueva edición de Punk, la muerte joven. Se puede leer por acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: