Crítica de la razón cínica

“Hace poco asistí a un espectáculo típico: una reunión en la que varios escritores destruyeron vida y obra de un escritor que estaba ausente. Puedo disfrutar de ser un poco pérfida entre amigos, pero la aniquilación sin argumentos me espeluzna porque es un atributo de matones. Cuando salí de la reunión —en la que ejercí mi derecho a ser cobarde: guardé silencio— subí al auto y cerré los ojos como quien rompe un vidrio a golpes. No sé cuándo, pero en algún momento esta época empezó a confundir cinismo —esa forma burguesa y aceptada del maltrato— con inteligencia.” Leila Guerriero en El País, por acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: