Comunidades imaginarias

“En tiempos avaros para el estudio y la lectura, la muerte del autor conocido por un solo libro impacta más que la de otros cuyos títulos vacilamos antes de citar. En el caso del historiador británico Benedict Anderson, que murió en su sueño la noche del sábado en un hotel de Yakarta, ese libro es además un manual. Los dos centenares de páginas de Comunidades imaginarias: Reflexiones sobre el origen y la difusión del nacionalismo (1983), sin agotadoras bibliografía ni notas al pie, fueron publicadas en la última década de la Guerra Fría, y pronto traducidas (al español, por la editorial mexicana Fondo de Cultura Económica, que sabe planificar sus títulos y sus traductores). Con la caída del Muro, la guerra de Yugoslavia en Europa, el fin de la URSS, los procesos que todavía continuaban en África y Asia de formaciones estatales post coloniales, con el fin de las dictaduras en América Latina, Corea, Taiwán, Filipinas y parte del sudeste asiático, el tema y su planteo resultaban particularmente oportunos. Pronto se volvió llave maestra para entender los programas fundacionales de nuevas naciones y las refundaciones, con énfasis nacionalista, de gobiernos que buscaban el voto popular en nuevas democracias que antes había sufrido a Washington o a Moscú.”

Una columna de Alfredo Grieco y Bavio publicada en Tiempo Argentino, se lee completa por acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: