Todos los caminos conducen a Warnes

“En mi caso, la relación afectiva se da con los rulemanes”, comenta sin ruborizarse Eduardo Kvitko, mientras abre una gaseosa en la mesa de Tiro Loco. “El rulemán es lo que hace mover una rueda, un motor, una máquina. Es algo que parece frío, pero cuando empieza a girar, genera vida”, completa el feliz propietario de Rulemanes Kvitko. Cuenta que por el comercio enclavado en Warnes 1450 circulan “desde el cartonero que quiere cambiar el rulemán de su carro hasta el mecánico aeronáutico que necesita reparar la rueda de un avión”. Tiene 43 años y viene de familia de repuesteros de toda la vida. Cuenta que a mediados del siglo pasado, su abuelo se daba maña adaptando rulemanes de autos norteamericanos, cuando no había producción local. Eduardo estudió Administración de Empresas, luego trabajó en un banco y en una consultora, pero decidió volver a las fuentes. “Me gusta poner en práctica todo lo que aprendí fuera de este mundo. En lo profundo, siempre supe que Warnes era mi lugar.” Cuando Pechervsky le propuso retratarlo, primero dudó. “Después pensé en las familias que nos dedicamos a los repuestos –confiesa–. Creo que es una buena iniciativa, que le puede cambiar la fama al barrio. Siempre hubo un estigma sobre Warnes, por el tema de los desarmaderos. Por eso es importante que aparezcan las caras de los laburantes.” En la foto sonríe junto a Pablo, su papá, ambos custodiados por los rulemanes que hacen girar sus vidas.

Una crónica de Nicolás G. Recoaro, en Tiempo Argentino, completa por acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: