El Taxi Boy

El radio taxi siempre me dispara fantasías, y después de cortar, mientras esperaba su llegada, me dediqué a imaginar qué tipo de conductor me tocaría. Obviamente, con toda la maquinaria del morbo encendida… Quizás un pendejo musculoso de barrio, con un equipaje entre sus piernas más grande que el que yo llevaba, y dispuesto a ofrecerme amor eterno. O quizás un viejo mudo con cara de haber estado chupando vinagre. O un gordo lujurioso con un depósito de ravioles intentando levantarme…. Pero no, señoras y señores y por qué no niños, cuando llegó el taxi, el chofer se bajó amablemente, me ayudó a dejar en el baúl la valija y emprendimos el viaje.

Una crónica de Naty Menstrual, se lee completa por acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: