Archive for the ‘Moreno’ Category

Cuerpos argentos

30/09/2016

Mi cuerpo argentino pretende ser irónico, ajeno a las pretensiones esencialistas con que las ideas de Patria o de Nación arman sus modelos de pertenencia. Más bien me gustaría  armarlo con sus exclusiones, sus forajidos, sus fuera de catálogo. Nada de las manos del General ni el dedo de Evita, de cadáveres eyectados por el turismo político, de las piernas de Messi o de Maradona.    Alguna vez imaginé un cuerpo como un Frankestein para los primeros días de la democracia: una travesti con la cabeza meducina de Facundo, las tetas de la Coca Sarli, –miembros honorarios del sistema de gemelos kitsch peronista junto a los caniches enanos del general, el –¿quieren que diga pene?– que Perlongher coloca en su poema Cadáveres dentro del caño de una combi y el trasero “lacayo” de Erdosain, claro que atravesado por la mazorca que el unitario patilludo recibió en El matadero de Echeverría y la boca de una venus felatrix como la Samantha de Flores Robadas en los jardines de Quilmes,  de Jorge Asís, calzada con las alpargatas de Victoria Ocampo, un libro de poemas de Alfonsina en la mano. Este cuerpo argentino saldría en manifestación como dice el final de El fiord de Osvaldo Lamborghini y estaría vestido con el vestido rosa de César Aira. Ah, pero con el arnés de Vera Ortiz Beti (anagrama con que Fogwill enmascaró a la finadita Beatriz Viterbo) debajo. Me quedaba corta.

Las palabras de María Moreno en la apertura del Filba, se leen completas por acá.

Anuncios

Elogio de la furia

10/06/2016

“La plaza del Ni una menos no es utilitaria, aunque reclame al Estado, no es reservorio en potencia para los partidos, no rinde según la lógica de lo inmediato, ni liquida sentido para tranquilizar a los columnistas. Es una sororidad en acción y simultaneidad. Que cobija, alerta, llama a la organización. Hubiera sido bueno que no fuera el asesinato la coartada para un feminismo latinoamericano, cada vez más poroso a las tramas políticas, a las alianzas heterogéneas pero siempre anticapitalistas, grasas, libidinosas. En la organización, la violencia se desprivatiza y se nombra para deshacerla. Si la violencia es expresiva, el Ni una menos es docente. ‘Que sepamos que una presa política es una amenaza para todas y que una encarcelada por aborto es la expropiación del cuerpo de todas’, escribió María Pía López la mañana del 3 de julio. Sin Las travas no hay ni una menos. Justicia para Diana Sacayán. Vivas nos queremos. Ni una menos.”

Una nota de María Moreno en Página 12, se lee por acá.

Viajeros o turistas, esa es la cuestión

28/10/2015

“Con una cordillera a sus espaldas, Cristian Alarcón, Mariana Enríquez y María Moreno pensaron alrededor de la figura del cronista de viajes, problematizando inclusive su pertenencia a esa categoría. Fue en el marco del ciclo Los lugares de la ficción. Territorios culturales argentinos, el viernes pasado, en el Centro Cultural Kirchner, donde se realizó una mesa sobre el tema, en juego con una muestra.” Una nota de Valeria Tentoni que puede leerse en el blog de Eterna Cadencia por acá.

Crónicas a ras de suelo

19/06/2015
“Ahora que la imagen del Chicho Allende se recorta en un almohadón pequeño de la tienda vip en el centro Cultural de la Moneda , que le falta una yegua al Apocalípsis –el Pedro ha sido enterrado con los fastos de un Tutankamon bolchevique– y la prosperidad pinochetista  lastima la ciudad en una crecida de rascacielos coronados por el logo de alguna transnacional –la voz española en los auriculares del Turist-bus los enumera con morbosa satisfacción luego de aludir,  como al pasar, a la violencia mapuche en su histórica resistencia  y a la democracia de los 90 que ha osado atentar contra la estatua de un senador  facho, horrible y a la vera de una ruta, volviendo ingenua esa euforia cantada de ‘yo pisaré las calle nuevamente de la que fuera Santiago ensangrentada…’–, busco una fisura progre y la encuentro justo adonde me invitaron, la presentación de Escrituras a ras de suelo, crónica latinoamericana del siglo XX en la universidad de Finis terrae de Santiago de Chile, progre  porque donde hay crónica suena la voz del Monsi recitando su bando para cronistas: ‘Se trata de darles voz a marginados y desposeídos, oponiéndose y destruyendo la idea de la noticia como mercancía, negándose a la asimilación y recuperación ideológica de la clase dominante…’”. María Moreno escribe en la revista Anfibia sobre la crónica del pasado siglo XX. Se lee completo por acá.

Subrayando

11/11/2013

“Como en un fluir continuo entre un tema y otro, mientras contesta sobre preguntas puntuales alrededor de Subrayados, su nuevo libro, o sobre uno que vendrá, María Moreno tiene una facilidad fabulosa para referirse al quehacer periodístico, un lado B que se esconde y varias veces emerge en sus textos. Ese lado B –devenido en ocasiones lado A– puede recorrer la materialidad de la cinta versus el archivo digital, la forma en la que pregunta cuando hace una entrevista, sus estrategias performáticas a la hora de encarar a un personaje o el modo en que escribe o entrega una nota. Porque todo eso, el grabador, la computadora, la silla, la hora de cierre, hace al texto. Y ella lo pone ahí, como un work-in-progress que se convierte también en el producto final. Esa cotidianidad de oficio se entromete no sólo cuando habla de literatura, sino también cuando escribe.” Natali Schejtman entrevista a María Moreno y escribe sobre Subrayados. Se lee en el Radar Libros por acá.

El afano de María Moreno

03/11/2013

“Yo creo que nunca dejé de afanarle al Barthes de Mitologías, que me parece que sigue siendo actual. Para mi es una fuente inagotable.También trato de buscar siempre algo un poco antagónico con la ortodoxia, más bien buffo. No como “lo que yo pienso” sino como un ejercicio de argumentación. No me acuerdo quién fue que quería entrar en el diario Crítica y Botana le pidió que escribiera sobre Dios. Y el otro le contestó “¿a favor o en contra?”. Me sorprende cuando mis lectores me dicen “Como me reí”, porque soy trágica pero parece que en lo que escribo hay una risa, que aunque yo esté destruida me da un tono de solfa, de desenmascaramiento del objeto prosopomposo a analizar. Me parece que tengo, como lectora, una cosa de clown.” Una entrevista a María Moreno. La realizó Cecilia Palmeiro y se lee en la revista Ñ por acá.

El asadito

12/01/2013

“Asado en la ESMA fue el título catástrofe con que la falta de imaginación polémica volvió, como tantas veces, a buscar la metáfora que quedaba a la vuelta de la casa. El como si dejó flotando la asociación entre el asado criollo –la provocación no habría rendido tanto si el ministro de Justicia, Julio Alak, hubiera hecho una bagna cauda o un gazpacho– y la carne humana gaseada y cremada (en Auschwitz), la imagen del ágape de unos vivos pisando el mismo espacio en donde miles de NN dejaron el ADN de su suplicio.” María Moreno escribe sobre las políticas de la memoria en la Argentina. Se lee en el Soy de Página 12 por acá.