Archive for the ‘Symns’ Category

Symns de perfil

22/07/2016

Enrique Symns es uno de esos personajes que el mismo Symns retrató en Cerdos & Peces. Tiene el don del relato, pone en relación eventos, circunstancias y lugares y arma una historia. Una habilidad que quizás haya aprehendido atando los cabos familiares, o sorteando acusaciones en el barrio, cuando robaba los billetes que los vecinos dejaban debajo de los sifones. Una gracia que maduró en los bares, al calor del alcohol en la garganta, con la lubricación de algún estimulante extra y la urgencia por hacerse de alguna mujer, de algún amigo. “Fui un lumpen hasta los treinta y pico de años”, dice con la mirada puesta en una puerta.

Un perfil de Enrique Symns, firmado por Agustina Frontera en la revista digital Anfibia. Se lee por acá.

El virus Symns

20/06/2016

La Clinic de Symns

07/07/2015

“Yo no creo en la moral, creo en la ética. La moral, como dijo Freud, es la más repugnante de las perversiones sexuales, porque no hace nada. La ética es distinta porque es solidaria: evitas hacer algo porque no quieres hacer daño. Yo no tengo moral. Bueno, tengo sí la estupidez de los principios que todo ser humano lleva en el código genético y que puso allí el maldito Dios o el arquitecto de mierda o la nada.” Daniel Hopenhayn entrevista a Enrique Symns para el semanario chileno The Clinic. Se lee por acá.

Symns TV

28/03/2015

Enrique Symns, el “Falso impostor”

10/12/2014

“Enrique Symns era un actor que no había estudiado. En el 82, en la Redacción de Pan Caliente, tomó cocaína por primera vez. No escribía, pero era buen lector. Su hermana le había transmitido el gusto por la filosofía. Nietzsche, Schopenhauer, Artaud, es el tridente que repite hasta el día de hoy. La cocaína, ese ‘resurrector’, fue desde entonces hasta hace 2 meses su lubricante esencial. No era que tomara para escribir, él tomaba como impulso vital, o fe animista, y luego escribía. En 1982 conoció a dos personas que le ayudaron a deformar su vida para siempre: Gabriel Levinas y El Indio Solari. Cerdos & Peces fue su gran obra: la revista que era una forma de vida en tiempos de guerra. Porque es en la guerra donde lo héroes arrecian. Symns, El Indio, héroes chiquitos de la manada, convertidos sin querer en jefes díscolos de masas desesperadas. Symns, un encantador mágico, embarraba todo con su varita espolvoreada; Solari no importa; acá veremos qué es de la vida de Enrique Symns, el ‘Falso impostor’. Por qué interesa tanto la obra de este hombre que hoy, sin dinero ni amigos, se debate entre el resentimiento, una sensibilidad inusitada, los Philip Morris, una pensión para escritores, y su diabetes.” Agustina Paz Frontera entrevista a Enrique Symns. Se lee completo por acá.

Baigorria por Kreimer

03/08/2014

“Se impone decir que Baigorria, a los 36, era uno de los tantos hijos pródigos de los ‘60 que volvían a casa. El, tras once de on the road que abarcaron ocho de vivir en una comunidad en las montañas de Columbia, Canadá. Y que se comprometió con su ‘viaje’ a seguirlo a través de su escritura. Quería ser escritor, vivir para y de ese cruce de las percepciones que no podía dejar de tener y de la artesanía con que abordaba lo que hoy es su oficio. Eso sí: sin tentarse de ‘acompañar’ lo que ocurre en apariencias. Ni creerse que con escribir es suficiente. Si fuese necesario sería el aguafiestas de los mismos anfitriones que le abrían las páginas.” Juan Carlos Kreimer escribe en Radar Libros sobre Cerdos & Porteños, de Osvaldo Baigorria. Se lee por acá.

Los miedos de Symns

21/03/2014

“Me convertí en una especie de leyenda. La primera vez que me llamaron Bukowski, yo ni sabía quién era. Después lo leí. Y yo ni en pedo escribo como ese hombre, él es un genio y yo no. Después me llamaron Hunter, por Hunters S. Thompson (autor de Pánico y locura en Las Vegas), pero Thompson no me gusta. No escribe bien pero el sistema que tiene con el miedo es muy bueno. El miedo es muy importante en la vida, yo he pasado situaciones extremas de miedo, pero hay otro miedo que es peor al miedo a los hombres. Las multitudes me dan miedo.” Una entrevista a Enrique Symns publicada en al revista Ñ. Se lee completa por acá.